•   NUEVA YORK  |
  •  |
  •  |
  • AP

Defensores de los derechos de los inmigrantes exhortaron el martes a los candidatos presidenciales Barack Obama y John McCain a tocar el tema de la reforma migratoria durante su último debate presidencial el miércoles por la noche.

Líderes de cinco organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes dijeron durante una rueda de prensa en Manhattan que la inmigración es un tema de igual importancia que la actual crisis financiera o la guerra en Irak. Sin embargo, ninguno de los candidatos a ocupar la Casa Blanca ha mencionado la reforma migratoria durante los dos debates televisados realizados hasta ahora.

Los candidatos a la vicepresidencia del país, el demócrata Joe Biden y la republicana Sarah Palin, también han evitado el tema, dijeron los activistas.

"Tres debates presidenciales y ni una sola mención de la palabra 'migración''', declaró Chung-Wha Hong, directora ejecutiva de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York. "Queremos que se rompa el silencio en un tema que interesa a millones de votantes. Existe una gran desconexión entre la realidad de millones de inmigrantes y lo que dicen las campañas presidenciales, al menos cuando se trata de inmigración".

Patrick Young, director de programas del Centro de Refugiados de Centroamérica, dijo que muchos estadounidenses desconocen los planes de ambos candidatos con relación al tema de la inmigración.

"Ni siquiera nosotros, expertos en el tema, sabemos cómo distinguir los planes de cada uno", dijo Young, y añadió que las oficinas del Centro de Refugiados están a tan sólo 1.600 metros de donde se celebrará el debate, en la Universidad Hofstra, en el poblado de Hempstead.

Young dijo que 400.000 inmigrantes viven en Long Island, la comunidad suburbana con más inmigrantes de Estados Unidos. Durante el último mes y medio, la Alianza de Inmigrantes de Long Island ha logrado empadronar a 2.500 inmigrantes convertidos en ciudadanos estadounidenses, añadió.

El debate sobre la reforma migratoria ha quedado en segundo plano y tanto el demócrata Obama como el republicano McCain han centrado sus debates en temas relacionados con política exterior, economía, sistema sanitario y la actual crisis financiera que sufre el país.

Ambos candidatos votaron a favor de la reforma migratoria que fue discutida hace aproximadamente dos años pero quedó estancada en el Congreso debido a pugnas partidistas. La reforma proponía abrir el camino para regular la situación de casi 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

El martes, miembros de la Coalición, del Centro de Refugiados de Centroamérica, del grupo Se Hace Camino Nueva York, del New Inmigrant Community Empowerment y Ykasec, una organización de defensa de inmigrantes coreanos, dijeron que acudirán al lugar del debate para exigir que se hable sobre inmigración.

Hessy Fernández, portavoz de la campaña de McCain, dijo que el senador republicano "ha sido un gran líder" de la reforma migratoria y que "se jugó el pellejo político" por ella.

"McCain sigue comprometido con la reforma migratoria y por poco perdió la nominación de su partido por ella. Obama, sin embargo, fue el gran ausente y votó por reformas que hicieron fracasar las enmiendas de la reforma. Quién tiene el récord político aquí es McCain", aseguró Fernández.

La vocera también dijo que "ojalá" se le pregunte a McCain por temas migratorios durante el debate del miércoles.

"Pero nosotros no escogemos las preguntas. Eso depende del moderador", añadió.

Blake Zeff, vocero de Obama, dijo que el senador de Illinois es el único candidato que apoyó la reforma migratoria.

"Como presidente, Obama retomará una amplia reforma durante su primer año; una reforma que asegure nuestras fronteras, arregle nuestro sistema burocrático y coloque a millones de inmigrantes indocumentados hacia el camino a la ciudadanía", agregó.