Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

LA PAZ / AFP

La Organización de Naciones Unidas (ONU), la Iglesia Católica y la Defensoría del Pueblo comenzaron ayer martes en Bolivia una campaña por la paz y en rechazo a la polarización y violencia política, anunciaron sus representantes en una conferencia de prensa conjunta.

“La campaña surge por nuestra preocupación por la polarización y la violencia que Bolivia vivió en los últimos meses” y en apoyo a las gestiones de diálogo surgidas en las últimas semanas, informó la delegada de la ONU en La Paz, Yoriko Yasukawa.

“Hablemos en vez de imponer para buscar consenso”, dijo por su lado el Arzobispo de La Paz, Jesús Juárez, mientras que el Defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, aseguró que “Bolivia atraviesa uno de los momentos más críticos de su historia a consecuencia de una confrontación política”.

La campaña consiste en la difusión masiva de mensajes en favor de la paz y del diálogo, para evitar confrontaciones como la registrada en septiembre pasado que colocó a Bolivia al borde de una guerra civil.

Durante tres semanas, grupos cívicos opositores realizaron cortes de ruta y tomas violentas de oficinas públicas en cinco de los nueve departamentos del país, en contra de la nueva Constitución que el presidente Evo Morales pretende aprobar el próximo año en un referendo.

La crisis política dejó 19 muertos, 16 de ellos en una matanza campesina en el departamento de Pando (norte), cerca a la frontera con Brasil.