elnuevodiario.com.ni
  •   Johannesburgo, Sudáfrica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una huelga de trabajadores de las gasolineras en Sudáfrica para obtener mejores salarios se inició el lunes, a la vez que la actividad se reanudó en las grandes empresas automóviles del país y en algunas minas de oro, observó la AFP.

En Johannesburgo, primer centro económico del país, la mayoría de las gasolineras estaban abiertas el lunes por la mañana y los trabajadores en su puesto, a pesar de la convocatoria de huelga de su sindicato nacional.

"Estos empleados que trabajaban hoy sufren las amenazas de su dirección", afirmó Castro Ngobese, un portavoz del Numsa, el sindicato nacional que federa en torno al tercio de los 73.000 empleados del sector y llamó a la movilización, incluido en los garajes de reparación.

Durante la mañana estaban previstos desfiles en Johannesburgo y en Ciudad del Cabo, para recordar las reivindicaciones de los empleados, tras el fracaso de varias rondas de negociaciones.

Los no huelguistas renunciaron a llevar su uniforme de empresa para evitar cualquier conflicto con los huelguista, en un país en el que los movimientos sociales a menudo se acompañan de intimidación, incluso de brutalidades físicas.

En la industria automóvil, este lunes marcaba la reanudación del trabajo y el fin de 21 días de huelga, tras el anuncio de un acuerdo que prevé alzas de salarios del 11,5% y la promesa de un aumento consecutivo del 10% anual hasta 2015.

En las minas, sector clave que sirve de termómetro para tomar la temperatura del clima social, tras la oleada de huelgas salvajes que dejaron una sesentena de muertos en 2012, la actividad también se ha normalizado. En las minas de oro, los obreros han retomado el trabajo tras tres días de huelga pacífica y legal la semana pasada, después de llegar a un acuerdo de alza moderada del 7,5% al 8% con el sindicato nacional del NUM.

El acuerdo, ligeramente por encima de la inflación, ha sido denunciado por la organización sindical más reivindicativa pero todavía poco implementada en las minas de oro, con un quinto de la mano de obra, AMCU, que llamó a sus integrantes el domingo a reanudar el movimiento para lograr mejores resultados.