•   Cupertino  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El fabricante informático estadounidense Apple presentó el martes dos nuevos iPhones, incluyendo el 5C, un modelo de bajo precio dirigido a los países emergentes para recuperar el terreno perdido en el mercado de teléfonos inteligentes.

En una conferencia de prensa en su sede en Cupertino, cerca de San Francisco (California, oeste de Estados Unidos), el jefe del grupo , Tim Cook, dijo que la demanda de smartphones había sido tan fuerte este año que habían decidido "reemplazar el iPhone 5 por dos nuevos aparatos".

El primero de los dos modelos presentados, el 5C, que estará disponible en azul, rosado, blanco, amarillo y verde, será bastante más barato que las versiones anteriores del exitoso teléfono de Apple.

Será comercializado en Estados Unidos por 99 dólares en su versión de 16 gigabytes con un contrato, y por 199 dólares la de 32 gigabytes con contrato.

El grupo espera competir así en los mercados emergentes con productos más baratos que sus competidores, incluidos los que usan el sistema operativo Android, del rival Google, que representan actualmente las tres cuartas partes de todos los apartos vendidos.

La firma de investigación IDC proyecta, sin embargo, que Apple llevará este año su cuota de mercado de 16,9% a 17,9% gracias a los nuevos modelos.

El segundo modelo que presentó, el iPhone 5S, versión de alta gama destinada a sustituir directamente al iPhone 5, es "el teléfono inteligente más avanzado que hayamos creado y contiene tecnologías increíbles", dijo el director de marketing de Apple, Phil Schiller.

Este "nuevo estándar de oro" de los teléfonos inteligentes, que estará disponible en dorado, plateado y gris, será vendido en 199 dólares el de 16 gigabytes con un contrato de dos años en Estados Unidos, 299 dólares por 32 gigabytes y 399 dólares por 64 gigabytes.

Lector de huellas digitales

El 5S incluye un "nuevo microprocesador A7 de Apple (...), dos veces más rápido" que el del iPhone 5 y "40 veces más rápido que el del primer iPhone".

"Esto quiere decir que hemos llevado el nivel de las consolas de juego al teléfono", subrayó Schiller.

El 5S contiene "más de mil millones de transistores", el doble que la versión anterior para un teléfono del mismo tamaño, y su batería tendrá "una vida útil que será al menos igual a la del iPhone 5".

Su función más original es sin duda su botón lector de huellas digitales, que permite reconocer al propietario del teléfono y bloquear el aparato con una simple presión.

"Tenemos tanta información personal en estos dispositivos, que llevamos allí adonde vamos, que debemos protegerla", dijo Schiller.

El 5C podrá ser encargado por internet a partir del 13 de septiembre. Los dos nuevos modelos estarán disponibles a la venta el 20 de septiembre en Estados Unidos, China, Australia, Francia, Alemania, Japón, Gran Bretaña y Singapur.

El director general, Tim Cook, presentó también la última versión del sistema operativo para los dispositivos móviles del grupo, el iOS 7.

Destaca en este nuevo software un servicio de radio en streaming, iTunes Radio Service, que incluiría más de 200 emisoras además de un catálogo de música de la tienda en línea del grupo, iTunes.

Para Jan Dawson, analista de la firma de investigación Ovum, "el principal desafío de Apple será demostrar que puede mantener una buena tendencia en las ventas globales de iPhone, sin afectar sus márgenes de ganancia".

El gigante informático invitó también a la prensa a un evento el miércoles en Pekín en el que, según los analistas, deberían anunciar un acuerdo con China Telecom, el principal operador de telefonía móvil del país, que dispone de una enorme red en todo el país.

"Es importante que Apple encuentre la forma de recuperar tasas de crecimiento elevadas y la colaboración del mayor operador chino para el lanzamiento de una versión más barata del iPhone será decisiva", señaló Dawson.