•   Buenos Aires  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El uruguayo Raúl Gómez Cincunegui, rescatado este domingo en los Andes, donde estuvo perdido cuatro meses en pleno invierno, cumple arresto provisional en el hospital argentino donde se repone, debido a una solicitud de extradición de Chile, dijo ayer a Efe el juez del caso, Leopoldo Gallo.

“En estos momentos se encuentra internado en el hospital porque fue encontrado en condiciones bastante precarias de salud pero está ya dispuesto su arresto y se encuentra bajo la custodia de la policía federal”, apuntó el magistrado argentino.

El juez explicó que Chile, que le reclama como presunto autor de abusos sexuales a un menor, tiene un plazo de 30 días para completar los requisitos necesarios para ejecutar la extradición, periodo durante el cual Gómez Cincunegui permanecerá “en arresto provisorio” en Argentina.

El uruguayo se encuentra ingresado en el hospital Rawson de San Juan (a 1.200 kilómetros al noroeste de Buenos Aires) a la espera de que su salud permita su traslado a dependencias policiales, agregó el juez.

Gallo señaló que si transcurre un mes y Chile no ha completado el proceso de solicitud de extradición, “hay que disponer inmediatamente su libertad”.

Fuentes del hospital señalaron a Efe que el paciente “se encuentra en buen estado y mantiene una buena evolución”.

Buena recuperación

Desde su ingreso “ha superado sus problemas de deshidratación, mejora en el cuadro de desnutrición y mantiene sus funciones normales, con un buen funcionamiento de sus órganos, lo que quiere decir que no tiene un riesgo de vida importante”.

Las mismas fuentes apuntaron que ha abandonado ya la terapia intensiva y ha sido trasladado a una habitación de planta, “aunque permanece aislado y con custodia policial”.

El uruguayo, fontanero (plomero) de profesión, llegó a la ciudad argentina de Mendoza en abril para participar en un encuentro de motoristas.

Desde allí recorrió en moto el sur de Argentina, cruzó a Chile para visitar a su familia política y el 11 de mayo se comunicó con su esposa, a la que le informó de que su moto se había averiado y que se disponía a cruzar a pie la cordillera.

Su familia no volvió a saber nada de él desde entonces y también había fracasado el operativo de búsqueda hasta el pasado domingo, cuando fue descubierto por gendarmes y evacuado en helicóptero.

La justicia chilena solicitó el lunes la extradición de Gómez Cincunegui, procesado en ese país el pasado 22 de abril por el presunto abuso sexual de un niño de ocho años.