elnuevodiario.com.ni
  •   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La crisis climática "se ha agravado" desde hace seis años, advirtió el expresidente estadounidense Al Gore, en una entrevista con el diario Le Monde en la que se hace eco de previsiones "catastróficas" para España, Italia y Francia.

El galardonado con el premio Nobel de la Paz en 2007 -que recibiera junto con el Grupo intergubernamental de Naciones Unidas sobre el clima (IPCC)), por su contribución al combate para frenar el calentamiento mundial-, hizo un balance muy crítico de la situación del planeta.

"Continuamos volcando cada día en la atmósfera 90 millones de toneladas de emisiones contaminantes", denunció el derrotado candidato a la Casa Blanca en 2000 en la entrevista con el vespertino francés.

Gore alertó que las consecuencias de estos desastres ecológicos se miden por ejemplo "en sequías más intensas y en tormentas con precipitaciones más fuertes".

"Las previsiones para Francia, Italia, España, y todo el sur de Europa son particularmente catastróficas", recalcó Gore, cuyo último libro, "El Futuro, seis ideas para el cambio global", saldrá publicado el jueves en Francia.

Pese a que constata una baja de la movilización en torno a la lucha contra el cambio climático - lo que estima se debe a "la gran recesión del otoño 2008" y al fracaso de la cumbre de Copenhague en 2009, entre otras razones- Gore expresa un cierto optimismo.

"Los acontecimientos meteorológicos extremos vinculados a la crisis climática son demasiado masivos y demasiado frecuentes para ser ignorados", observa Gore, que cita entre otros desastres climáticos el huracán Sandy que asoló Nueva York, los incendios en el oeste de Estados Unidos y las inundaciones en Pakistán y Australia.

En la entrevista con Le Monde, Gore se congratula de que varios dirigentes mundiales se han movilizado últimamente para luchar contra el cambio climático, comenzando con el presidente Barack Obama.

El jefe de la Casa Blanca "ha cambiado" desde su reelección y ahora "piensa más en la marca que dejará en la historia", notó Gore.