•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El expresidente socialista, derrocado en el golpe militar de Augusto Pinochet hace 40 años, se hubiera sentido orgulloso de los jóvenes que protestan por sus derechos en las calles, dijo María Isabel Allende, hija del ex mandatario.

"Salvador Allende se habría sentido orgulloso de ver los estudiantes en la calle, exigiendo esa educación de calidad y gratuita. Se habría sentido más que orgulloso de cómo enarbolan esas banderas", dijo Allende, también senadora socialista, durante un acto en homenaje a los pies de una estatua en su honor erigida frente al palacio presidencial de La Moneda.

"(Allende) se habría sentido orgulloso de ver a jóvenes que exigen un medioambiente libre de contaminación, se habría sentido orgulloso de quienes defienden la diversidad y luchan contra la discriminación", agregó.

La senadora Allende igualmente demandó "verdad y justicia" para los más de 3.200 muertos y 38.000 detenidos y torturados que dejó la dictadura de Pinochet (1973-1990), instalada mediante el golpe militar hace este miércoles 40 años.

"Quiero decirles que sólo la verdad y la justicia nos van a permitir reencontrarnos como país en los valores éticos, en los valores para nunca más romper la democracia, nunca más un golpe de Estado, nunca más quebrar el orden constitucional, nunca más perseguir a alguien por sus ideas, nunca más la tortura y el terrorismo de estado", afirmó Allende.

Los estudiantes universitarios y escolares demandan desde 2011 una educación gratuita de calidad, y exigen el fin del actual sistema educativo, heredado de la dictadura de Pinochet y que es considerado uno de los más segregados del mundo.

Durante el gobierno de Allende (1970-1973), el sistema educativo era mayormente gratuito y público.

Allende se suicidó en medio del bombardeo a La Moneda.