•   París  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Rusia presentó este miércoles a Estados Unidos su proyecto de supervisión internacional del arsenal químico de Siria, horas antes de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir la manera de llevarlo a cabo.

Los cinco miembros permanentes del Consejo (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China) comenzaron el martes a estudiar el proyecto francés para el desmantelamiento del armamento sirio y se volvieron a reunir ayer miércoles, aunque trascendió que no hubo acuerdos.

Este jueves, el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, y su homólogo ruso, Serguei Lavrov, se reunirán en Suiza para buscar una solución a la división entre los occidentales y Rusia, aliada de Damasco, sobre la manera de lograr que Siria renuncie a su arsenal químico.

Kerry también mantendrá un encuentro con el enviado especial de la Liga Árabe para Siria, Lakhdar Brahimi.

Estados Unidos y Francia reafirmaron, sin embargo, su compromiso de intervenir militarmente contra el régimen sirio si fracasan los esfuerzos diplomáticos.

Francia “movilizada”

Los presidentes, el estadounidense Barack Obama, y el francés Francois Hollande, temen que este nuevo giro sea una maniobra dilatoria, pero no pueden rechazar la mano que Damasco y su aliado ruso le están tendiendo.

Francia seguirá “movilizada para sancionar la utilización de armas químicas por parte del régimen sirio y disuadirlo de reincidir”, anunció el presidente francés.

Hollande “recalcó la determinación de Francia de explorar todas las vías en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para permitir cuanto antes un control efectivo y verificable de las armas químicas presentes en Siria”, señala un comunicado.

Estas declaraciones se produjeron un día después del discurso de Barack Obama, quien consideró una señal “esperanzadora” la propuesta rusa de colocar las armas químicas sirias bajo control internacional.

“Esta iniciativa tiene el potencial de alejar la amenaza de las armas químicas sin el uso de la fuerza, particularmente porque Rusia es uno de los más fuertes aliados de Al Asad”, declaró el presidente, que también reconoció que es “demasiado pronto” para saber si la propuesta tendrá éxito.

Obama pidió al Congreso que postergue por el momento el voto de autorización de una acción militar contra Siria.

Ayatolá Jamenei espera resultados serios

El guía supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, fiel aliado del régimen sirio, anunció que espera que la decisión de Washington de esperar los resultados de la propuesta rusa, sea “seria”.

Por su parte el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, declaró que las “atrocidades” cometidas en Siria representan un “fracaso colectivo” de la comunidad internacional.

El posible recurso a la fuerza, una cuestión clave

En su discurso, Obama recordó que la opción militar sigue sobre la mesa y que está decidido a mantener la “presión” sobre el régimen sirio.