•   La Paz  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un juez, un fiscal y otros empleados judiciales fueron enviados a la cárcel por el delito de concusión, por haber solicitado un soborno de 15,000 dólares a cambio de levantar cargos a un acusado de agio, informó la Fiscalía en un comunicado enviado este jueves a la AFP.

“El juez a cargo del caso, en procedimiento abreviado, sentenció a cuatro años de reclusión a (José Ernesto) Fernández, tres años al fiscal (Rony) Vidal, al igual que al secretario del Juzgado, en tanto que el oficial de diligencias fue condenado a dos años”, reportó el boletín.

El caso de extorsión fue denunciado en 2010 por la esposa de un hombre acusado de agio en la región de Santa Cruz, 900 km al este de La Paz.

La condena “es una clara muestra del trabajo transparente que viene llevando el Ministerio Público en el marco de recuperar la confianza de la sociedad”, según el fiscal Ramiro Guerrero, mencionado en el comunicado.

Guerrero manifestó que muchos funcionarios judiciales están bajo investigación.

“En el primer semestre de la presente gestión se tiene registrados 1,042 procesos contra fiscales y exfiscales, de Materia y de Distrito, y 1,197 contra funcionarios del órgano Judicial, entre los que figuran jueces, notarios, vocales, secretarios y otros”, señaló.

Desbaratan red

En el caso más elocuente de la corrupción judicial, el Ministerio de Gobierno (Interior) desbarató este año una red extorsiva, encabezada por el director jurídico de ese despacho, en complicidad con jueces y fiscales.

Entre sus víctimas estaba el empresario estadounidense Jacob Ostreicher, detenido en junio de 2011 y acusado por ese grupo de abogados del Gobierno boliviano y por fiscales de lavar dinero del narcotráfico.

Ostreicher fue liberado condicionalmente, tras permanecer 18 meses en prisión y luego de una intensa campaña internacional que atrajo al célebre actor Sean Penn y a parlamentarios estadounidenses.