•   Ciudad de México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, dijo ayer que prácticamente “no hay esperanzas” de encontrar con vida a los 68 desaparecidos en la La Pintada, poblado cuyas viviendas quedaron sepultadas por un alud provocado por las intensas lluvias que generó el ciclón “Manuel”.

Tras hacer un recorrido en helicóptero por varias de las zonas más afectadas del estado de Guerrero, y visitar a pie el municipio La Pintada, donde, confirmó, se produjo “la mayor tragedia”, el mandatario dijo en una conferencia de prensa que difícilmente habrá supervivientes.

“A día de hoy, prácticamente, no hay esperanza de que pueda encontrarse alguna persona con vida. La cantidad de tierra que sepultó más de 40 casas de esta pequeña comunidad difícilmente nos deja albergar la esperanza de poder encontrar a gente con vida”, apuntó.

De confirmarse este dato, los fallecidos en todo México como consecuencia del paso del huracán “Manuel”, ya muy disminuido, y de “Ingrid”, un ciclón ya extinto, llegarían casi a los dos centenares de personas, la mayoría en este estado ubicado en el oeste del país.

Helicóptero fue hallado sin sobrevivientes

Ayer se conoció también que no se encontró supervivientes en un helicóptero Black Hawk que desapareció el jueves mientras participaba en las tareas de rescate.

A través de su cuenta de la red social Twitter, el presidente dio el pésame a los familiares de los tripulantes del helicóptero que se estrelló en un término cercano a La Pintada, aunque no se precisó cuántas personas viajaban en la aeronave.

“México reconoce el valor y servicio de los tripulantes del helicóptero que trabajaban en labores de rescate. Descansen en paz”, apuntó el presidente, quien visitará hoy el estado de Sinaloa, otro de los más afectados por las lluvias torrenciales.

En la conferencia de prensa, Peña Nieto estuvo acompañado por varios miembros de su gabinete, así como por integrantes de empresas turísticas de Acapulco, una de las ciudades más afectadas.

Ante ellos, Peña Nieto aseguró que ya se está entrando en la etapa de reconstrucción, y se comprometió a implementar numerosos programas para recuperar la imagen del puerto de Acapulco, el balneario turístico favorito por los residentes en la capital mexicana.

Así, anunció que el tránsito por la conocida como Autopista del Sol, que une la capital con Acapulco y que estuvo cerrada hasta ayer, será gratuito, hasta que se arreglen todos los tramos que fueron afectados por las lluvias.