•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Miles de personas participaron ayer en una marcha organizada por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena, izquierda), en la capital, para protestar contra las reformas energética y fiscal propuestas por el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Convocados por el líder de Morena, el excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, los manifestantes recorrieron el emblemático Paseo de la Reforma de Ciudad de México para expresar su rechazo a esas dos reformas estructurales que tienen que ser estudiadas por el Legislativo federal.

“Aquí reitero con honestidad y pleno conocimiento de causa, que de aprobarse las llamadas reformas energética y hacendaria (fiscal), en vez de sacar a México de la crisis, lo conduciría a uno de los peores desastres de su historia”, dijo López Obrador, en un mitin celebrado tras la marcha.

Que consulte al pueblo

Por ello, el excandidato presidencial exhortó a Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, PRI, a que consulte al pueblo de México sobre la reforma energética, antes de que sea sometida al pleno de las Cámaras.

“No hay ninguna razón para impedir o limitar que el pueblo de México sea el que decida sobre este importante asunto. Si se actúa de manera responsable y con voluntad política, puede ajustarse el marco legal para celebrar dicha consulta con carácter vinculante”, apuntó.

López Obrador también le solicitó a Peña Nieto que modifique su iniciativa de Ley de Ingresos, eliminando los incrementos de tributos que contempla, ya que, en su opinión, “es un agravio querer aumentar impuestos sin combatir la corrupción imperante y sin ajustar el gasto del gobierno”.

Asimismo, convocó a sus seguidores a una nueva marcha que se realizará el próximo 6 de octubre, y anunció que hoy dará comienzo a una gira de 10 días para celebrar 40 asambleas informativas en el Distrito Federal y en el estado de México (centro).

 

Impuesto a educación

Los miles de participantes protestaron contra la reforma fiscal, que, de aprobarse, gravará con el IVA el costo de la educación, y aumentará desde el 30 al 32% el tope máximo en el Impuesto sobre la Renta, ISR, entre otras medidas.

También se manifestaron contra la reforma energética, que cambiaría los artículos 27 y 28 de la Constitución mexicana para abrir al sector privado la exploración y explotación de hidrocarburos mediante contratos de utilidad compartida, que en opinión de López Obrador “reducirán los ingresos de la hacienda pública”.

“La entrega a particulares de la refinación, la petroquímica, el gas y la energía eléctrica nos dejará sin la posibilidad de utilizar al sector energético para promover el desarrollo, la creación de empleos, el bienestar y la paz”, aseguró el político izquierdista.