•   CHRISTIANSTED, Islas Vírgenes Estadounidenses  |
  •  |
  •  |
  • AP

El huracán Omar se estaba alejando rápidamente el jueves de las Antillas Menores, tras atravesarlas como una tormenta de categoría 3.

El poderoso núcleo del huracán pasó durante la noche entre Saint Martin y las Islas Vírgenes Estadounidenses, dijo Lixion Avila, meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami.

"Pudo haber sido mucho peor", dijo Avila. Los habitantes de las islas "tuvieron mucha, pero mucha suerte", añadió.

El Omar tenía vientos máximos sostenidos de 205 kilómetros por hora (125 millas por hora), pero un viraje de último momento hacia el este permitió que la isla Saint Croix, la más poblada de las Islas Vírgenes Estadounidenses, fuese afectada por el lado más débil del sistema. Los vientos alcanzaron allí apenas 77 kph (48 mph), informaron las autoridades.

La tormenta derribó árboles, causó algunas inundaciones y avalanchas de lodo de poca importancia, pero no hubo inicialmente información de muertes o de grandes daños, dijo Mark Walters, director de la agencia de manejo de desastres de las Islas Vírgenes Estadounidenses.

Las cercanas Islas Vírgenes Británicas también se salvaron del temporal, dijo la vicegobernadora Inez Archibald. Señaló que hubo escasos daños, más allá de algunas avalanchas de lodo y de escombros diseminados.

"Nos fue razonablemente bien", dijo Inez a The Associated Press. "No ocurrió lo que esperábamos".

A las 5:00 de la mañana del jueves, hora del este (0900 GMT) el centro del Omar se hallaba a unos 110 kilómetros (70 millas) al norte de Saint Martin. Se desplazaba en dirección noreste a casi 41 kph (25 mph).

Las lluvias y los vientos hundieron al menos dos lanchas de nueve metros de largo (30 pies) en el muelle de Christiansted mientras Omar se acercaba por el suroeste.

En la cercana isla puertorriqueña de Vieques, la tormenta inundó caminos y derribó ramas de árboles. En la pequeña isla boricua de Culebra se informó de un muerto. Las autoridades dijeron que un hombre de 55 años falleció de un paro cardiaco cuando colocaba protecciones en las ventajas de su casa.

En Puerto Rico, el gobernador Aníbal Acevedo Vilá decretó un estado de emergencia y suspendió las labores gubernamentales a partir del mediodía del miércoles.

Sin embargo, más tarde el gobernador se mostró confiado que el jueves la isla amanecerá "en normalidad" toda vez que el huracán Omar se alejaba de la isla.

En Vieques fue instalado un refugio construido con donaciones tras el paso del huracán Hugo en 1989, que tiene capacidad para 300 personas.

El gobernador de las Islas Vírgenes Estadounidenses, John deJongh, cerró todas las escuelas públicas, dijeron funcionarios, e impuso el toque de queda a las 18:00 horas en todas las islas. También puso en alerta a la Guardia Nacional.

En St. Croix, la refinería Hovensa LLC, una de las 10 más grandes del mundo, fue cerrada hasta que pase la tormenta, dijo el vocero Alex Moorehead. St. Croix es la más poblada de las Islas Vírgenes Estadounidenses con alrededor de 50.000 habitantes.