•   Nueva Delhi  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos seis personas murieron, 19 resultaron heridas y se estima que otras 40 quedaron atrapadas entre los escombros de un edificio de cinco plantas que se desplomó hoy en la metrópoli india de Bombay, que albergaba unas 22 familias en su interior.

Según informaron fuentes de la unidad de control de desastres de la ciudad a los medios locales, "al menos hay seis fallecidos, 19 heridos y más de 40 atrapados" y aseguraron que los equipos de rescate trabajan contrarreloj para tratar de hallar supervivientes.

Las mismas fuentes precisaron que el derrumbe se produjo hacia las 6 de la mañana hora local (0.30 GMT), cuando dormían la mayor parte de los ocupantes del inmueble.

En el edificio había unas 22 familias por lo que se piensa que hay unas 40 personas bajo los escombros, aunque se trata tan solo de estimaciones, a falta de la retirada total de los restos del edificio.

Las autoridades han enviado maquinaria pesada a la zona del siniestro, en el sur de Bombay, para facilitar las labores de desescombro y permitir el trabajo de los equipos de salvamento.

El caos y la confusión fueron "in crescendo" a medida que llegaban a la zona cero los familiares de los habitantes del inmueble e interrogaban a las fuerzas de emergencia sobre los lugares a los que trasladaban a los heridos y fallecidos.

Una docena de unidades de bomberos y cuatro ambulancias fueron desplazadas a la zona, desde donde han trasladado a los heridos a los dos hospitales más próximos, el JJ y el Nair, donde han perecido cinco de los seis fallecidos, según el diario local DNA.

Los equipos de emergencia han logrado rescatar a 19 personas, entre ellas a un niño de diez años, otro de dos años y a una mujer embarazada, y uno de los miembros del equipo de salvamento ha resultado herido.

Los ocho heridos trasladados al hospital JJ se encuentran en estado grave, según reconoció a DNA uno de los médicos del centro, TP Lahane.

El edificio residencial de cinco plantas, construido por la corporación municipal hace treinta años y habitado en su mayoría por funcionarios locales, estaba situado muy cerca del mercado de Babu Genu, en el área metropolitana de Mazgaon.

El edificio necesitaba ser reparado con urgencia y de acuerdo con informes a los que ha tenido acceso la prensa local, el inmueble presentaba una condición "ruinosa".

El alcalde de Bombay, Sunil Prabhu, aseguró que la justicia caerá con toda su fuerza contra los culpables del siniestro.