•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, telefoneó ayer al presidente iraní, Hasán Rohaní, para hablar de “un acuerdo sobre el programa nuclear” del país islámico, según anunció el mandatario en una comparecencia ante los medios.

Se trata de la primera conversación entre los máximos dirigentes de ambos países en más de 30 años.

En un giro de 180 grados respecto a lo que ha sido hasta ahora la posición estadounidense, el presidente afirmó, además, que cree posible un acuerdo global con Irán.

“Los dos discutimos los esfuerzos para alcanzar un acuerdo sobre el programa nuclear de Irán. Le reiteré al presidente Rohaní lo que dije en Nueva York: aunque seguramente habrá importantes obstáculos para avanzar y el éxito no está absolutamente garantizado, creo que podemos llegar a una solución integral”, explicó Obama.

Obama anunció además haber solicitado al secretario de Estado, John Kerry, que continúe las conversaciones diplomáticas con el Gobierno iraní para avanzar hacia ese acuerdo.

“Tuvimos conversaciones constructivas ayer en Nueva York con nuestros socios, la Unión Europea, el Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China, junto con el ministro de Relaciones Exteriores iraní”, añadió el presidente.

“De cara al futuro, el presidente Rohaní y yo hemos instruido a nuestros equipos para que sigan trabajando rápidamente, en cooperación con el P-5 más uno, para buscar un acuerdo. Y en todo este proceso, estaremos en estrecho contacto con nuestros amigos y aliados en la región, incluido Israel”, detalló Obama.

Llega Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, tiene previsto visitar Washington el lunes que viene.

El presidente estadounidense dijo ser “consciente de todos los desafíos que se avecinan” y subrayó el hecho de que la conversación de hoy entre ambos supone la primera comunicación directa entre los mandatarios de los dos países desde 1979.

Esa situación, dijo, “pone de relieve la profunda desconfianza” que existe entre Estados Unidos e Irán, pero Obama aseguró confiar en que ahora existe “una base para su resolución”.

Obama subrayó la promesa del presidente iraní, quien aseguró esta semana que su país no desarrollará armas nucleares.

“Ambas partes tenemos preocupaciones importantes que tendremos que superar. Pero creo que tenemos la responsabilidad de continuar con la diplomacia y que tenemos una oportunidad única para avanzar con el nuevo liderazgo en Teherán”, añadió.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus