•   La Haya  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un equipo de veinte expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, OPAQ, empezará mañana martes primero de octubre la operación para destruir las armas químicas en Siria, que en su primera fase se centrará en la verificación de la cuantía del arsenal.

Fuentes de la OPAQ indicaron ayer que “el grupo de inspectores partirá mañana, pero hasta el martes no iniciarán su trabajo” en el país árabe, y “ese mismo día mantendrán contactos con altos cargos políticos” de Siria.

Estos son los primeros pasos en la aplicación de un plan acordado por la comunidad internacional y ratificada por la ONU para destruir el arsenal sirio durante la primera mitad de 2014, dijeron fuentes del organismo con sede en La Haya.

La fase de verificación implica tanto conversaciones a alto nivel político como la visita a las instalaciones y el apoyo técnico a Siria en la elaboración de informes sucesivos, que tienen que cumplir con unos requisitos formales marcados por la Convención de Destrucción de Armas químicas sobre la que se basa la OPAQ.

Van contra el tiempo

Los plazos marcados por la ONU son los más rápidos hasta ahora establecidos en un programa de destrucción de armas químicas, pero los inspectores no dudan en que podrán cumplirlos.

“Es una situación sin precedentes, por motivos de seguridad y por su rapidez, pero nos hemos preparado bien y no hay motivo en este estadio para pensar que no podremos hacerlo”, reconoció ayer la OPAQ.

Los expertos reconocieron que el entorno de guerra civil en el que tendrán que operar “no es el más perfecto” pero confiaron en que las autoridades sirias les garanticen la seguridad que necesitan.

 

Al Asad dejaría el poder

El presidente sirio, Bachar al Asad, afirmó ayer que dejaría la jefatura de Estado si ello contribuyera a mejorar la situación en el país, pero aseguró que no piensa hacerlo en medio del actual conflicto armado.

“Si abandonar mi cargo contribuyera a mejorar la situación, no tendría reparos, pero ahora debo seguir en mi puesto”, dijo Al Asad en una entrevista concedida al canal de televisión italiano Rainews24, y difundida ayer.