elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La oficina de Derechos Humanos de la ONU pidió este lunes que sea ratificada una reforma a la Constitución de El Salvador que reconoce la existencia de indígenas para, de esa forma, garantizar sus derechos humanos.

"No existe en la Constitución de El Salvador el reconocimiento a la existencia de los pueblos indígenas, sabemos que está pendiente (de una reforma en discusión) y esperaríamos que sea aprobada" por el Congreso, señaló la representantes para Centroamérica del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Carmen Rosa Villa.

La funcionaria expresó que los pueblos indígenas son fuente de "riqueza cultural" para un país, y de ahí la necesidad de reconocer su existencia y garantizar sus derechos.

En abril de 2012, el Congreso salvadoreño aprobó una reforma a la Constitución que reconoce la existencia y los derechos de los pueblos indígenas.

Para que esa reforma cobre vigencia es necesario que la actual legislatura la ratifique pero, de momento, no se ha establecido una fecha para cumplir este requisito.

Un informe sobre la situación de las comunidades nativas en El Salvador, elaborado por el relator especial sobre los derechos de los pueblos indígenas de la ONU, James Anaya, señala que el gobierno ha promovido "avances significativos" con el fin de "reparar (su) histórica marginación".

Sin embargo, "siguen sufriendo la pérdida de reconocimiento cultural y de la capacidad plena para manifestar su identidad", señaló Anaya en su , que elaboró con base en una visita realizada agosto de 2012.

Villa mencionó entre los aspectos a mejorar el acceso a la justicia y a los servicios de salud y educación.

En El Salvador, según la ONU, habitan actualmente pequeñas poblaciones de los pueblos náhua, pipiles, lenkas, kakawiras y chortí.

Cifras oficiales indican que en el país hay 13,319 indígenas, que representan aproximadamente el 0,2% de una población total, de 6.1 millones de habitantes.

No obstante, Anaya advirtió en su informe que la anterior cifra ha sido "ampliamente criticada" por los mismos indígenas, que consideran que "subestima" el tamaño de la comunidad.