•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno guatemalteco creó una comisión para reformar su actual política antidrogas marcada por el combate frontal al narcotráfico, impulsado por Washington, a fin de buscar alternativas en esa lucha, informó ayer martes, la Presidencia en un comunicado.

La recién creada Comisión Nacional para la Reforma de la Política de Drogas evaluará “los planes y estrategias sobre narcóticos implementados en los últimos años”, “formulará propuestas y políticas públicas” y promoverá debates sobre las drogas, detalló el boletín publicado en la página de internet del Gobierno.

La Comisión será encabezada por el Ministro del Interior, Mauricio López, funcionario de la Cancillería y prevé invitar a “expertos de la materia”, explica el texto.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, quien abogó hace una semana ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por reformas a la Convención sobre Estupefacientes de 1961, ha insistido en revisar las políticas antidrogas actuales, argumentando el fracaso de la lucha armada contra los carteles, promovida por Estados Unidos.

El gobernante guatemalteco propone evaluar a nivel mundial “la necesidad de alternativas para el consumo de narcóticos no adictivos y preponderancia en la prevención y tratamiento médico de las adicciones”, subrayó la nota de prensa.

Guatemala es la etapa final de la ruta centroamericana de la cocaína que va desde los países productores sudamericanos hacia el mercado estadounidense, principal consumidor.

Las autoridades guatemaltecas estiman que cerca del 50% de las muertes violentas en el país están asociadas al narcotráfico y a la lucha entre pandillas.

Los investigadores consideran que por América Central y México circula el 90% de la cocaína consumida en Estados Unidos.