•   Playa Bonita, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Panamá enviará hoy a una comisión especializada de la ONU un informe que precisa sus límites en el mar Caribe, que supone amenazados por un pedido de Nicaragua ante el mismo organismo mundial para que amplíe su plataforma continental.

El Gobierno de Nicaragua presentó en junio pasado ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas una solicitud para extender hasta las 350 millas náuticas su plataforma continental.

"En el día de hoy, vamos a estar enviando a la ONU, a esa misma comisión, nuestras mediciones de mar territorial, que adicionalmente a todo, se miden por tratados bilaterales (vigentes) desde antes de la República", anunció el canciller de Panamá, Fernando Núñez Fábrega.

Panamá remitirá a la ONU el informe sobre sus límites marítimos al tiempo que una comisión técnica estudia un "plano" que le entregó Nicaragua la semana pasada, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, según el cual la aspiración nicaragüense de extender su plataforma continental no afecta la soberanía panameña.

"Lo que sucedió en la ONU es que ellos (Nicaragua) nos han presentado un plano de los que ellos supuestamente han presentado ante la ONU, que nos elimina de cualquier conflicto de traslape", dijo el canciller panameño.

Núñez Fábrega reiteró que en una primera medición realizada por Panamá con base en lo pedido en junio pasado por Nicaragua, "aparecía afectada un área" de soberanía panameña, que Managua "dice ahora que no está afectada, y eso se va a determinar" con el análisis técnico.

"En esto hemos sido claro, el presidente (panameño, Ricardo Martinelli) nos ha dado una instrucción y una orden, que es que no vamos a ceder una pulgada de nuestro mar territorial", sostuvo Núñez Fábrega.

Martinelli se quejó el pasado 25 de septiembre, durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, de que Nicaragua no consultó a su país antes de presentar la solicitud para expandir sus fronteras marítimas ante la Comisión especializada del organismo mundial.

Dos días después, el Gobierno panameño anunció a través de un comunicado que había iniciado una negociación con Nicaragua sin renunciar a "su firme posición de defensa y salvaguarda de los derechos de Panamá sobre sus aguas territoriales".

Nicaragua presentó ante la ONU la solicitud de extender su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas meses después de que un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya.