•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Nicolás Maduro amenazó este miércoles con expulsar a más diplomáticos si siguen promoviendo con la oposición venezolana presuntos planes "para desestabilizar" al país.

"Les desarticulé el equipo de vanguardia de ellos para desestabilizar al país. Si se ponen cómicos, los expulso a todos", dijo Maduro este miércoles en un discurso público en el que se refirió al caso de tres diplomáticos estadounidenses, encabezados por la encargada de negocios Kelly Keiderling, a quienes ordenó expulsar el pasado lunes.

El presidente, que desde hace varios días ha elevado el tono de sus declaraciones contra Estados Unidos, acusó a Keiderling de "prepotencia y petulancia" luego de que el martes la diplomática, la de mayor rango en la embajada hasta su expulsión, rechazara las "acusaciones de sabotaje" en su contra.

"En Venezuela nunca se había visto que una encargada de negocios, una funcionaria (...) salga a retar a un presidente, salga a retar a un pueblo completo. Es la prepotencia, ¿por qué? Porque les toqué así, en la llaga. Les metí el dedo donde tenía que meterlo. Por eso es que brincan como diablos", añadió Maduro.

Tras la expulsión de Keiderling y de otros dos diplomáticos estadounidenses, Estados Unidos aplicó la reciprocidad y el martes expulsó al encargado de negocios de Venezuela en Washington, Calixto Ortega, y a dos funcionarios más.

Maduro ha acusado a los diplomáticos estadounidenses de promover y financiar presuntas acciones de la oposición venezolana "para sabotear el sistema eléctrico y la economía" de Venezuela.

Estados Unidos y Venezuela, que designaron encargados de negocios a partir de 2010, mantienen tensas relaciones desde el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013).

Pese a ello, Estados Unidos es el mayor comprador de petróleo venezolano, que paga a la entrega en efectivo.