elnuevodiario.com.ni
  •   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno brasileño consideró el viernes inconstitucional una medida que busca entregar al Parlamento poder sobre las tierras aborígenes, apoyando así el principal reclamo de cerca de mil indígenas que esta semana se concentraron en la capital en defensa de sus territorios.

El ministerio de Justicia envió el viernes a la Cámara de Diputados un parecer jurídico sobre la propuesta de enmienda constitucional 215, que transfiere del Ejecutivo al Legislativo las decisiones de demarcación de tierras indígenas, informó esa cartera en un comunicado.

"Entendemos que esa medida no es solo inconveniente e inoportuna, sino que además es inconstitucional", declaró el ministro José Eduardo Cardozo.

Centenares de indígenas de todo el país se han concentrado esta semana en Brasilia para reclamar a las autoridades que frenen un paquete de reformas que aseguran beneficia al poderoso sector agrícola, que tiene un gran poder en el Parlamento.

El principal reclamo indígena es impedir la reforma 215 que daría el poder de reconocer sus territorios al congreso, dominado por el loby agrario.

A pesar del parecer favorable del ministerio, los indígenas critican las políticas del gobierno, que "está trabando la demarcación de nuestros territorios", dijo a la AFP Kléber Karipuna, de la etnia karipuna del estado amazónico de Amapá.

Con sus pinturas tradicionales, plumas, arcos y flechas, los indígenas instalaron esta semana un campamento frente al Congreso y llevaron sus ritos y protestas a los principales organismos de poder.

El jueves organizaron un "entierro simbólico" de políticos, entre ellos el de la ministra jefe de gobierno Gleisy Hoffmann.

También el jueves invadieron, pacíficamente y por poco más de una hora, a modo de protesta, la sede de la poderosa Confederación Nacional de la Agricultura.