•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Casa Blanca advirtió este viernes que la oficina que impone las sanciones estadounidenses a Irán podría no funcionar puesto que la mayoría de sus empleados fueron obligados a tomar vacaciones como resultado de la parálisis gubernamental.

La Oficina del Tesoro del Control de Activos Extranjeros ha visto reducirse sus efectivos en 175 personas a tiempo completo, advirtió el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

"La oficina no puede mantener sus funciones principales", advirtió.

Esta dependencia impone nuevas sanciones, y se dirige contra empresas o individuos que violan las sanciones estadounidenses para castigar el programa nuclear de Irán.

También se encarga de las sanciones estadounidenses contra Siria, contra organizaciones terroristas o contra la proliferación de armas de destrucción masiva.

La Casa Blanca y el partido opositor republicano han estado destacando el impacto de las vacaciones forzadas y los recortes financieros para ilustrar cuestiones políticas cuando la parálisis gubernamental llega a su cuarto día.

"(Esto) ilustra las consecuencias que se experimentarán, si el cierre republicano continúa, en las misiones gubernamentales y trabajadores en todo el país", afirmó Carney.

El presidente republicano del Comité de Asuntos Externos de la Cámara, Ed Royce, solicitó al secretario del Tesoro Jacob Lew declarar el trabajo de la oficina esencial, un estatus que permitiría a la plantilla volver a su trabajo.

Royce argumenta que los trabajadores de esa oficina cumplen una función de emergencia crítica para la seguridad nacional y se les debería permitir por tanto legalmente permanecer en sus despechos durante la parálisis.

"El régimen de sanciones de Irán se desarrollaron en respuesta a una 'emergencia nacional' según fue determinado por el presidente... No puedo estar más de acuerdo en que el impulso hacia un arma nuclear de Irán es una grave amenaza hacia nuestro país", dijo Lew en una carta.

"Respetuosamente le solicito que reconsidere la decisión tomada siguiendo malos consejos que socavan el apoyo para las fuertes sanciones a Irán y otros esfuerzos claves de seguridad nacional".