•   Antananarivo, Madagascar  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Gobierno de Madagascar decretó toque de queda en la turística isla de Nosy Be (norte) este viernes, al día siguiente del linchamiento de tres hombres acusados del asesinato de un niño.

Los tres hombres -un francés, un franco-italiano y un malgache- fueron linchados y quemados el jueves en la playa del principal balneario de la isla, acusados por la muchedumbre del asesinato de un niño de 8 años que desapareció seis días hasta que su cuerpo apareció mutilado, sin órganos genitales ni lengua, en una playa.

"El distrito ha decretado un toque de queda de 21H00 a 04H00 de la mañana (18H00 a 01H00 GMT) en Nosy Be", anunció el Ministerio de Comunicación, que manifestó su alegría por la "vuelta a la calma".

El mensaje fue repetido sobre todo por las autoridades consulares francesas, que instaron a todos los franceses presentes en la isla a "respetar imperativamente" el toque de queda.

"Se ha decidido llevar a cabo un control sistemático de todos los extranjeros (residentes o turistas)", señaló también el Gobierno malgache, que anunció asimismo que el aeropuerto local había reanudado su actividad.

"Lo que sucede ahora en Nosy Be es una revuelta de la población local contra el laxismo de las autoridades corruptas frente a una red internacional de traficantes de órganos, heroína y pederastia", afirmó Cedric Mevalaza, presidente de una asociación de nativos de Nosy Be.

La gendarmería no ha confirmado en ningún momento la implicación en un posible tráfico de órganos de los acusados por la muchedumbre.