elnuevodiario.com.ni
  •   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los mineros informales que extraen oro en Perú levantaron una huelga que mantenían desde hace cinco días y desbloquearon este sábado carreteras que estaban cortadas en varios puntos del país, según un acuerdo suscrito entre el gobierno y los gremios mineros.

El documento, firmado cerca de la medianoche del viernes al sábado, señala que las partes se comprometen a revisar las normas legales orientadas a la formalización de la minería artesanal identificando los obstáculos para modificarlos y haciendo viable el proceso.

"Llegamos a un entendimiento y la legislación será corregida en una mesa de diálogo para abrir el camino a la formalización; de esta forma nos han dado la razón", dijo a la AFP Luis Otsuka, dirigente de la Federación Minera de Madre de Dios, en la selva sudeste, fronteriza con Brasil.

"Nosotros queremos formalizarnos, pero las normas estaban mal dadas y lo impedían", añadió.

"Ya los mineros están volviendo a sus bases y acabó el bloqueo de vías", precisó el dirigente. El acuerdo con el gobierno fue firmado por líderes de doce gremios mineros de diversas regiones del país.

La huelga se inició el lunes en protesta por operaciones policiales de prohibición y destrucción de maquinaria utilizada por los mineros informales, dispuesta por el gobierno para evitar la depredación de los bosques y ríos amazónicos.

Durante cinco días los mineros cortaron rutas, especialmente la carretera Interoceánica, que conecta la región Madre de Dios con Brasil, así como caminos de las regiones vecinas de Puno y Cusco. También se bloquearon caminos en el norte del país.

El dirigente Otsuka subrayó que los mineros artesanales no actúan ilegalmente. "Poseemos concesiones y permisos otorgados por las autoridades y ejercemos una minería responsable", refirió.

El acuerdo señala que las acciones de prohibición continuarán en todo el país en las zonas donde actúan mineros considerados ilegales que no aceptan la formalización y que operan en áreas protegidas, provocando daños al medio ambiente.

El alto comisionado del gobierno para la minería informal, Daniel Urresti, dijo que los informales se comprometieron a deslindar con los mineros ilegales y combatirlos a fin de ejecutar una minería que respete la ecología.

El funcionario señaló que el gobierno generará las condiciones para determinar las áreas deforestadas en la región amazónica y los niveles de contaminación con el objetivo de aplicar acciones para remediarlo.

Se estima que en Madre de Dios operan 25,000 mineros informales y que en todo el país el número de estos trabajadores ascienden a unos 500,000.