•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

La operación para extraerle un hematoma de la cabeza a la que fue sometida este martes la presidenta Cristina Kirchner terminó y se recupera de la anestesia, informó Daniel Scioli, uno de los líderes del oficialismo en Argentina.

"La operación terminó. La presidenta se está recuperando de la anestesia. Esperamos el parte oficial", dijo en un acto Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires, el principal distrito electoral del país y jefe del gobernante peronismo.

Según especialistas en neurocirugía, la operación que se le practicó a Fernández es sencilla, duró alrededor de una hora y media y requirió anestesia total.

Tras la intervención, la presidenta deberá permanecer al menos 48 horas en cuidados intensivos.

Los hijos de la presidenta, Máximo y Florencia, y su madre, Ofelia, esperan el resultado de la operación en la clínica, en la que se ha desalojado la sexta planta para acoger a la mandataria y a sus acompañantes.

El equipo médico de la clínica Favaloro diagnosticó el pasado sábado a la mandataria un hematoma craneal provocado por un traumatismo y le recomendó 30 días de reposo, pero el lunes decidió operarla después de haber detectado nuevos síntomas, como un hormigueo y una leve y transitoria pérdida de la fuerza muscular en el brazo izquierdo.

El vicepresidente argentino, Amado Boudou, ha asumido la máxima jefatura del Estado debido a la lesión cerebrovascular de Fernández.

Cristina Fernández, que llegó a la Presidencia en diciembre de 2007, se sometió en enero de 2012 a otra intervención quirúrgica para extirparle la glándula tiroides.