elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, dijo hoy que un arsenal de granadas antitanque hallado el martes en el oeste del país fue robado a la Fuerza Armada y supuestamente estaba destinado al cartel mexicano de Los Zetas.

"Lo único que sabemos es que estas armas supuestamente, en su calidad de armas de guerra, estaban destinadas al cartel de Los Zetas", a través de una banda de narcotraficantes salvadoreños desmantelada recientemente, declaró Funes a los periodistas.

Apuntó que, en este caso, "que puedan haber militares o exmilitares (involucrados) es probable, porque de alguna manera fueron sustraídas estas armas de la Fuerza Armada, de las bodegas de la Fuerza Armada".

El arsenal, compuesto por al menos 213 granadas antitanque M90, fue encontrado el martes por fiscales y policías en un depósito subterráneo en una casa de la zona de El Congo, unos 50 kilómetros al noroeste de San Salvador.

Funes aseguró que "no es que los carteles mexicanos y particularmente el cartel de Los Zetas esté operando ya en el territorio salvadoreño".

"Según parece, y esto las investigaciones lo irán aclarando, estas armas las iban a hacer llegar a través de otra red", con "alguna relación con carteles salvadoreños, particularmente el cartel de Texis", agregó.

Recordó que esta banda salvadoreña operaba en la región noroccidental del país, la misma donde se hallaron las granadas.

"Por la zona donde fueron encontradas, es muy probable que estas armas las iban a hacer llegar, a través del cartel de Texis, al cartel de Los Zetas", añadió el mandatario.

Las autoridades salvadoreñas capturaron el 12 de septiembre pasado a una veintena de miembros del cartel de Texis, entre ellos sus principales cabecillas, con lo cual ese grupo "está virtualmente desmontado, desarticulado", comentó.

Funes señaló que "todos los que estén involucrados en esta operación de robo de esas armas de guerra a la Fuerza Armada para trasladarlos a un cartel mexicano (...) serán detenidos, serán procesados conforme a la ley".

El cartel de Los Zetas es señalado como uno de los grupos criminales más sanguinarios de México y también opera en algunos países centroamericanos.