•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La presidenta argentina, Cristina Kirchner, de 60 años, evoluciona favorablemente y sin complicaciones tras ser operada el martes por un hematoma en la cabeza, informó este jueves el parte médico.

"En el segundo día de postoperatorio, la presidenta evoluciona favorablemente sin complicaciones, internada en terapia intensiva", señaló el informe emitido por la Fundación Favaloro de Buenos Aires, un reconocido sanatorio privado de Buenos Aires donde fue intervenida Kirchner.

Agrega que este jueves "se le realizó una tomografía axial computada de cerebro de control con resultados satisfactorios".

El próximo parte será dado a conocer el viernes al mediodía, indica el comunicado.

El portavoz presidencial, Alfredo Scoccimarro, afirmó que la mandataria está "recuperándose muy bien, progresando muy bien", al hablar desde una tarima montada en las puertas de la Favaloro.

Kirchner "desayunó muy bien, terminó de comer verduras al vapor con manzana asada", contó Scoccimarro y agregó que en la víspera también comió "puré de zapallo".

"Les manda un beso muy grande a todos los argentinos", agregó el portavoz.

La presidenta fue operada el martes de un coágulo ubicado entre el cerebro y el cráneo que le fue detectado el sábado pasado y que se le produjo a raíz de un traumatismo sufrido el 12 de agosto.

La presidenta se golpeó en la cabeza aquel día cuando estaba ordenando regalos que había recibido su nieto, Néstor Iván, hijo de Máximo Kirchner, dijo este jueves Martín Insaurralde, principal candidato oficialista para las legislativas del 27 de octubre.