elnuevodiario.com.ni
  •   Ottawa, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La escritora canadiense Alice Munro reaccionó con su típica modestia este jueves cuando le dijeron que había ganado el Premio Nobel de Literatura, declarándose "sorprendida y muy agradecida".

La Academia Sueca describió a Munro, de 82 años, como una "maestra de la narración breve contemporánea", un género al que rara vez se le ha adjudicado el premio literario más prestigioso del mundo.

En un comunicado difundido por su publicista, Munro dijo: "Estoy sorprendida y muy agradecida".



"Me alegra particularmente que haber ganado este premio deje contentos a muchos canadienses. Estoy feliz también de que esto traiga más atención sobre la literatura de Canadá", señaló.

Más temprano, Munro declaró a la cadena CBC que la posibilidad de ganar el galardón, para el cual su nombre se mencionaba desde hacía décadas, había estado lejos de su mente por "asuntos familiares" que la mantenían ocupada.

"Y, por supuesto, sólo parecía uno de esos sueños imposibles que podrían hacerse realidad, pero probablemente no. Estoy muy sorprendida", dijo a la CBC.

"Mis historias han llegado bastante lejos"

Munro contó que se enteró de que había ganado cuando la despertó su hija para contarle que el comité del Nobel en Suecia le había otorgado el premio.

"Sabía que tenía posibilidades, sí, pero nunca pensé que ganaría", dijo a la CBC. "Estamos en medio de la noche acá (en Canadá) y me había olvidado de ello".

Munro dijo que haber sido galardonada "es un hecho espléndido".

"Estoy pensando en mi padre y en lo feliz que hubiera sido, y por supuesto, en muchas otras personas que me rodean ... (que) siempre me han apoyado en mi escritura".

Munro se mostró sorprendida también de que sus cuentos hayan sido tan publicados y bien recibidos por los lectores.

"Mis historias han llegado bastante lejos para ser cuentos cortos. Y realmente espero que esto haga que la gente vea el cuento como un arte importante y no sólo como algo con lo que uno juega un poco hasta escribir una novela", comentó.

Munro dijo que su segundo esposo, quien murió hace unos meses, hubiera estado muy feliz, y anunció a la CBC que no cree que reconsidere su decisión de dejar de escribir, "porque me estoy volviendo un poco vieja".