elnuevodiario.com.ni
  •   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El jefe del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), general Salim Idris, aseguró que el presidente sirio, Bachar al Asad, es "un títere" en manos de Irán, que solo abandonará el poder por la fuerza, en una entrevista publicada hoy.

En declaraciones al diario árabe Asharq al Awsat, Idris subrayó que "Al Asad no controla nada en Siria" y apuntó al oficial iraní Qasem Sulaimani como la mano que mueve los hilos en el país.

El general reveló que el mandatario sirio está totalmente dominado por Irán, su principal aliado regional, lo que conocen tanto Washington como Moscú.

Según el jefe del ELS, "Sulaimani controla todo, por lo que Al Asad es sólo una marioneta para dar tranquilidad a la banda que lo acompaña".

Al respecto, señaló que Irán y el grupo chií libanés Hizbulá respaldan al Gobierno sirio con el objetivo de crear una zona chií que abarque Irán, Siria, Irak y el sur de Líbano, como primer paso para controlar la región.

También denunció que el régimen sirio es "inflexible" y que "Al Asad y la banda que lo rodea no dejarán el poder en Damasco, salvo empujados por la fuerza".

Por otro lado, dijo que la oposición no ha podido unificarse debido al "débil respaldo" internacional y a las ambiciones personales de liderazgo.

Idris se quejó también del auge de los extremistas y lamentó que el Estado Islámico de Irak y del Levante, vinculado a Al Qaeda, se despliega en las zonas que libera el ELS y luego le impide el paso.

El jefe rebelde se mostró en la entrevista a favor de otorgar una oportunidad al proceso político con miras a celebrar la conferencia de paz de Ginebra II para resolver el conflicto.

Sin embargo, pidió que esta reunión, que previsiblemente se celebrará el próximo noviembre, no siga los dictados de Rusia y de su ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, que califica a la oposición siria en el extranjero de extremista.

Ante las divisiones entre los opositores, la Liga Árabe va a ayudarles a preparar "una amplia delegación" para acudir a Ginebra II, donde deberían entrevistarse con representantes del régimen sirio.

La Liga Árabe y la Organización de la Cooperación Islámica (OCI) instaron además ayer a todas las partes en conflicto en Siria a que respeten un alto el fuego durante la festividad del "Aid al Adha", que comienza el próximo martes.