•  |
  •  |
  • END

VARIAS CAPITALES / AFP

Las intensas lluvias caídas en Costa Rica han dejado siete muertos y 77,000 personas damnificadas, mientras se mantiene la alerta roja en gran parte del país, aunque las precipitaciones amainaron ayer viernes en la zona central, dijeron las autoridades.

Las precipitaciones, que comenzaron el domingo por el paso de una depresión tropical, han dejado grandes daños a su paso por el país, y el Instituto Meteorológico Nacional dijo que se trata del peor temporal en más de un siglo.

Siete personas han muerto a consecuencia de las lluvias, entre ellas dos niñas de 5 años y 10 meses, aplastadas mientras miraban televisión por el derrumbe de un muro de su casa en un suburbio de San José, informó la Cruz Roja.

También murió un cartero que fue atrapado por un deslizamiento de tierra en la provincia de Puntarenas (oeste), dijo la prensa.

Otra víctima falleció cuando un árbol aplastó la ambulancia que lo trasladaba a un hospital y la otra perdió la vida al ser arrastrada por la crecida de un río.

La provincia de Guanacaste (noroeste) es la más afectada por las lluvias, que comenzaron el domingo y que amainaron este viernes en la zona central, informó el jueves la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).


Alerta roja en 30 municipios
La alerta roja ha sido decretada en 30 cantones (municipios), pues se anuncia que seguirá lloviendo al menos 24 horas más, dijo la CNE.

La entidad anunció que la alerta amarilla se mantiene en el resto del país, incluida la capital y las ciudades vecinas, y la verde en la vertiente del Caribe y la zona norte.

La CNE estimó que el fenómeno meteorológico ha golpeado fuertemente la infraestructura vial con daños en unos 73 tramos de carreteras y 16 puentes en el país.


Los daños en Honduras
Al mismo tiempo, dos personas muertas, cuatro desaparecidas y más de 17,000 evacuados dejaban ayer viernes en Honduras las lluvias causadas por la depresión tropical, informaron los organismos de socorro.

“Tenemos dos personas que fallecieron el 15 y el 16 de octubre en Olancho (este) y cuatro desparecidos, dos en Olancho y dos en Atlántida (Caribe)”, informó a la AFP el jefe de Operaciones de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Randolfo Fúnez.

El funcionario indicó que fueron evacuadas 5,000 personas que se suman a más de 12,000 que han tenido que abandonar sus hogares al haberse inundado, sobre todo en la zona sur, en los departamentos de Choluteca y Valle.


Alerta roja por 24 horas
En un comunicado, el organismo anunció que se decretó “alerta roja” por 24 horas en los municipios de Corquín y Cucuyagua en el departamento de Copán, 400 km al noroeste de la capital.

El alerta roja se extiende a “las comunidades cercanas a los ríos Coyol en los departamentos de Copán y Santa Bárbara (noroeste) y Ulúa en Cortés (norte)”, anotó el informe oficial.

“Estos chubascos han originado condiciones para que se vean afectados grandes sectores poblacionales y ponen en riego otro número mayor por lo que Copeco gira instrucciones que las personas que no tengan las instrucciones de abandonar sus viviendas procedan a la evacuación obligatoria”, agregó.

Según Copeco, en las próximas 48 horas se pronostica la caída de 30 a 40 milímetros que se sumarán a los 140 de los últimos días.

“Las alertas amarillas se mantienen en los departamentos de Yoro (norte), Olancho (este), La Paz (oeste) Choluteca y Valle (sur) y el resto de los departamentos de Copán, y alerta verde en el resto de Honduras, con excepción de Gracias a Dios (este) e Islas de la Bahía (norte)”, subrayó el comunicado.