•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

EFE / END

La joven paquistaní Malala Yousafzai, que sobrevivió hace un año a un atentado de los talibanes por su campaña para la escolarización de las niñas, instó el pasado viernes a sus agresores a escucharla antes de matarla. “¡Mátenme, pero antes de matarme, escúchenme!”, pidió la joven de 16 años en Washington, donde llamó a la comunidad internacional a hacer de la educación una prioridad.