•   El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Los candidatos a la Presidencia de El Salvador deben evitar la “campaña sucia” y “difamatoria” y en lugar de ello ofrecer los planes que impulsarán ante los principales problemas del país de ganar las elecciones de 2014, según analistas.

La campaña para las elecciones presidenciales del 2 de febrero de 2014 se inició oficialmente el pasado 1 de octubre, aunque los diferentes partidos políticos llevan meses a la caza de votos.

Los principales candidatos deben evitar la “campaña sucia” y centrarse más en sus planes de gobierno, manifestaron los analistas Ramón Villalta, Jeannette Aguilar y Roberto Rubio.

La principal pugna por la Presidencia la libran Salvador Sánchez

Cerén y Norman Quijano, del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, y de la opositora Alianza Republicana Nacionalista, Arena, respectivamente, así como Antonio Saca, del Movimiento Unidad.

El contenido del “arranque de esta campaña” oficial reafirma que los políticos continuarán con “el enfoque de la denigración, el uso de la campaña sucia, de la campaña difamatoria del contrincante político”, como lo han hecho en los meses precedentes, dijo Ramón Villalta, director ejecutivo de la organización no gubernamental Iniciativa Social por la Democracia (ISD).