Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

SANTIAGO DE CHILE /AFP

Más de 100 cajeros automáticos han sido robados en Chile este año, la gran mayoría a través de una técnica bautizada por la prensa como “alunizaje”, que consiste en arrancar con violencia el dispensador de dinero jalándolo con un automóvil.

Los casos registrados durante 2008 son 102 y superan largamente los 17 atracos que ocurrieron el año pasado, la mayoría de los cuales realizados utilizando la técnica del ‘alunizaje’, usada también para el robo de otras tiendas comerciales.

La técnica consiste en derribar con el automóvil las vitrinas de los locales comerciales donde están ubicados los cajeros automáticos. Una vez dentro, los delincuentes amarran con cadenas el dispensador y lo arrancan con la fuerza del vehículo.

En otro lugar, se destruye el cajero con sopletes y se roba todo el dinero que estaba almacenado, que en los últimos casos ha fluctuado entre los 20,000 a los 60,000 dólares.

La mayoría de los atracos ha ocurrido en Santiago, donde se ubica casi un 90% de los casi 5,000 cajeros automáticos que existen en todo Chile.

La Policía ha identificado a unas seis bandas organizadas dedicadas a desvalijar cajeros automáticos en todo Chile. La más vistosa es la banda de ‘Los Vaqueros’, conformada por unos 10 delincuentes y que habría realizado una decena de atracos de este tipo.

“Escuchamos que estaban de moda (los robos a cajeros) y varios se estaban salvando. Se sabe que un robo en lugar no habitado, como un banco, tiene una pena baja”, señaló Marcos Bustos, líder de la banda cuando fue detenido la semana pasada por la Policía.

En Chile las condenas por este tipo de robos no alcanzan los treinta días de prisión. Sólo cuando un juez considera que se trata de un delito fragante, se sentencia a tres meses de cárcel preventiva.

Lo bajo de las penas y lo cuantioso de los montos almacenados en los cajeros estaría por tanto motivando los atracos de este tipo.

“Si tomamos en cuenta el tremendo perjuicio, el daño patrimonial contra las entidades financieras, además de la organización de este tipo de delincuencia, nos damos cuenta que la penalidad correspondiente es mínima”, dijo Alfredo Morgado, abogado de la firma RedBanc, que mantiene los cajeros automáticos.

Ante el aumento de los atracos, el Gobierno y los bancos afinan medidas para incrementar la seguridad de los cajeros automáticos.

Dentro de ellas, la firma IBM anunció la disponibilidad inmediata para toda la industria bancaria chilena de una novedosa tecnología que tiñe los billetes en caso de que el dispensador sea removido de su lugar, golpeado o se intente violar sus sellos.

Otra de las medidas incluye reforzar los lugares donde se ubican ya que por lo general los cajeros en Chile están rodeados de ventanales a la vista del público.