elnuevodiario.com.ni
  •   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Tesoro de Estados Unidos afirmó que cuando comience el día jueves podría no disponer de suficiente dinero para pagar sus cuentas a menos que el Congreso incremente el tope de 16,7 billones que tiene para pedir dinero prestado.

El secretario del Tesoro, Jacob Lew, señaló que cuenta solo con 30.000 millones de dólares en la mano, una cifra pequeña en proporción a la economía estadounidense, sin más "medidas extraordinarias" para hacer frente a un déficit mensual de cerca de 60.000 millones.

El Tesoro no dirá -o no puede decir- con precisión cuándo podría ocurrir si no hay pacto la suspensión de pago de algún compromiso. Sus ingresos son variables y los pagos son de millones cada mes, desde salarios de funcionarios del gobierno y cheques de seguridad social de los jubilados hasta pagos a proveedores y de intereses de la deuda.

El Senado alcanzó un acuerdo para superar el bloqueo este miércoles, confirmaron senadores republicanos a la AFP. Pero el pacto debe ser refrendado por la Cámara de Representantes para que pueda convertirlo en ley el presidente Barack Obama.

El Tesoro tampoco aclara si priorizará pagos ni cómo lo hará, dado que algunos están programados por computadora.

El Bipartisan Policy Center (BPC), un centro de análisis de Washington, dice que un default podría ocurrir entre el 22 de octubre y el primero de noviembre, aunque podría alargarse "un par de días" si continúa la parálisis del gobierno que implica, por el cierre de servicios públicos, menores gastos de lo habitual.

El jefe economista de Goldman Sachs, Jan Hatzius, dijo que la fecha límite del jueves sería "manejable" al menos por unos días, pero agregó que el 25 de octubre el Tesoro tendrá menos de 10.000 millones de dólares.

Esto es lo que pasará si no hay un pacto entre las dos Cámaras del Congreso:

17 de octubre: El dinero en efectivo con que cuenta el Tesoro se reduce a 30.000 millones de dólares, de los 88.000 millones que tenía a comienzos de mes.

Sigue cobrando impuestos y otros ingresos por lo que puede continuar pagando la mayoría de sus obligaciones, pero las entradas varían día a día, lo que hace difícil señalar exactamente si y cuándo se quedaría sin efectivo.

22 de octubre: La Oficina de Presupuesto del Congreso, un ente público autónomo, y el BPC, estiman que este sería el primer día que el gobierno estaría incapacitado de cancelar todas sus cuentas, aunque no debe hacer pagos importantes en esta fecha.

23 de octubre: El gobierno debe emitir cheques por 12.000 millones de dólares en prestaciones sociales, según el BPC.

24 de octubre: El Tesoro necesita refinanciar cerca de 93.000 millones de dólares en deuda. Si bien la operación no representa un nuevo gasto para el Departamento del Tesoro, pues se trata de pagar a los acreedores con bonos, ello implica algunos riesgos, sobre todo a largo plazo.

El 31 de octubre: El Tesoro tiene que pagar 6.000 millones de dólares en intereses de deuda del gobierno, así como refinanciar 115.000 millones de dólares en bonos.

1 de noviembre: El gobierno debe desembolsar más de 55.000 millones de dólares para pagos del Medicare (servicio médico a personas de bajos recursos) y prestaciones sociales, así como de salarios de miembros activos y retirados de las Fuerzas Armadas.