•   Quito  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Presidente de Ecuador, Rafael Correa, amenazó este lunes con dejar Alianza País (AP), el partido con el que llegó al poder en 2007 y de mayor fuerza parlamentaria, a raíz de una disputa interna por la despenalización del aborto.

El mandatario, quien días atrás había amenazado con renunciar al cargo para el que fue reelecto en febrero de 2013, por la misma discrepancia, afirmó no estar dispuesto a “tolerar más” la situación en AP (izquierda).

“Si soy yo el que está de más en AP, tendré que irme, pero no voy a tolerar más de lo mismo”, dijo Correa a través de su cuenta en Twitter.

La crisis interna en AP estalló hace dos semanas cuando Correa denunció la deslealtad y traición de algunos copartidarios que pretendían despenalizar el aborto en todos los casos de violación.

La AFP contactó al secretario del partido, Galo Mora, quien se excusó de atender el llamado asegurando que se “encontraba en una reunión con el presidente” en la sede de Gobierno.

Otros miembros del buró político de AP también declinaron hablar de momento.

Ferviente católico y con una popularidad que ronda un 70%, el presidente Correa, de 50 años, se ha mostrado siempre dispuesto a dejar el poder antes de ceder en temas controvertidos como la legalización del aborto o en proyectos de ley que considera clave.

En siete años de Gobierno, ha blandido por lo menos en cinco ocasiones la amenaza de la renuncia, pero por primera vez advierte de la intención de abandonar AP, el partido que fundó en 2006 y con el que alcanzó el poder ese año.

AP, una fuerza que reunió varias tendencias de izquierda, cuenta actualmente con 100 de los 137 asambleístas del Congreso, y en el pasado enfrentó la deserción de varios de sus miembros por discrepancias con el mandatario.

“Esta forma de chantaje político se ha vuelto característico en el presidente Correa”, opinó Wladimir Sierra, director de la Escuela de Sociología y Ciencias Políticas de la Universidad Católica de Quito.

De ahí que --dijo el experto a la AFP-- si “cualquier miembro del movimiento Alianza País osa discrepar, ese miembro tiene que ser separado o simplemente rectificarse”.