•   Los Angeles  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un tiroteo en una escuela en el Estado estadounidense de Nevada (oeste) dejó este lunes dos personas muertas, incluyendo al atacante, y dos jóvenes gravemente heridos, según funcionarios citados por medios locales.

El atacante, de entre 13 y 14 años según informes, abrió fuego cerca de la cancha de básquetbol, del Sparks Middle School, en Reno (720 km al noroeste de Las Vegas), dijo un testigo.

“Uno de los fallecidos es miembro del equipo de la escuela”, dijo a periodistas el jefe de Policía del distrito del condado de Washoe, Mike Mieras, y agregó: “El otro individuo fallecido, hasta el momento parece ser un estudiante y sospechoso en el caso”.

Dos estudiantes que fueron trasladados al hospital regional de Reno se encuentran en condición crítica, dijo la portavoz del centro, Angela Rambo, citada por NBC News tras el tiroteo, que ocurrió alrededor de las siete de la mañana con 45 minutos, hora local.

Mieras dijo posteriormente que uno de los estudiantes había sido intervenido quirúrgicamente, mientras el otro estaba “mejorando”.

Un testigo adolescente dijo haber visto a un alumno, vestido con el uniforme del colegio, disparar al profesor en el pecho.

“Estábamos por la cancha de básquetbol, y escuchamos muy claro una explosión, y todo el mundo empezó a gritar”, relató Kyle Nucum, de 13 años, al Reno Gazette Journal, agregando que el profesor se dirigió a averiguar qué ocurría.

“El estudiante estaba apuntando al profesor con una pistola, luego el profesor le pidió que la bajara... y entonces el estudiante le disparó y el profesor cayó y todo el mundo corrió”, agregó.

 

“Corrimos a través del campo para buscar un lugar seguro, y mientras estábamos corriendo escuchamos cuatro o cinco disparos más”.

 

Mañana traumática

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, el senador Harry Reid, representante por Nevada, dijo a través de su cuenta de Twitter: “Mis pensamientos están con los profesores, familiares y estudiantes del Sparks Middle School que vivieron una mañana traumática”.

En un hecho distinto, un hombre murió y tres guardias recibieron disparos en un club nocturno de Las Vegas, dijo la Policía.

Un hombre pagó para entrar en el club del casino Bally en Las Vegas, pero poco después reclamó que le devolvieran su dinero.

Esto desató una pelea, durante la cual tres guardias de seguridad resultaron heridos y un cliente, que trató de ayudar al hombre, recibió de este un disparo mortal, de acuerdo con el portavoz de la Policía metropolitana de Las Vegas, John Sheahan.