•   Acapulco, México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El huracán Raymond se fortaleció ayer lunes hasta alcanzar la categoría 3, de las cinco que contempla la escala Saffir-Simpson, y anoche se encontraba estacionario frente a la costa del océano Pacífico mexicano, una zona muy afectada por tormentas anteriores.

Este huracán, el primero que llega a la categoría 3 en la actual temporada, mantenía vientos sostenidos de 195 km/h y rachas de 240 km/h. “Se pronostica un fortalecimiento (del fenómeno) en el próximo día”, advirtió anoche el Centro Nacional de Huracanes.

Huracan raymond

Raymond estaba ubicado 255 km al suroeste del turístico puerto de Acapulco y 170 km al sur del puerto de Zihuatanejo.

Sin embargo, el pronóstico del NHC es que Raymond gire su trayectoria hacia el oeste sin llegar a impactar tierra en la costa mexicana, aunque sí causaría fuertes precipitaciones.

El último huracán de categoría 3 que azotó la costa mexicana fue Karl, en septiembre de 2010, el cual, combinado con la tormenta Matthew, dejó 16 muertos en regiones costeras en el Atlántico, recordó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mexicano.

Se espera que Raymond produzca inundaciones costeras significativas, oleaje y vientos fuertes, posibles deslaves carreteros y crecidas de ríos y arroyos, según el SMN, que previó “lluvias de muy fuertes a torrenciales” sobre los Estados mexicanos de Guerrero (sur) y el vecino Michoacán (oeste).

Alertas en dos Estados

Los gobiernos de esos dos Estados han decretado una alerta que incluye el cierre de puertos, evacuaciones preventivas, vigilancia de presas y carreteras, e incluso suspensión de clases en algunas comunidades.

En Guerrero, alrededor de 1,000 personas fueron evacuadas en los municipios de Zihuatanejo, Tecpán de Galeana y Coyuca de Benítez (uno de los más afectados por la tormenta tropical Manuel) ante el riesgo de derrumbes y desbordamientos de ríos, indicó a la AFP, Constantino González Vargas, subsecretario de Protección Civil del Estado.

Inundaciones en Acapulco

En Acapulco, donde llueve de forma intensa desde la tarde del domingo, el agua cubre hasta las rodillas en al menos dos barrios, y una cuarentena de personas fueron evacuadas preventivamente y trasladadas a refugios temporales.

En Acapulco y ocho municipios de la Costa Grande de Guerrero, la suspensión de clases a cerca de 35,000 alumnos de todos los niveles se amplió a este martes.

El director general de la mexicana Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld, advirtió previamente de “la saturación del suelo en una zona que ha recibido fenómenos hidrometeorológicos con tanta reiteración, como fueron Ingrid y Manuel”.

Estos dos fenómenos, que llegaron a alcanzar fuerza de huracán categoría 1, embistieron a México a mediados de septiembre por costas opuestas, dejando a su paso un saldo oficial de al menos 157 muertos y 1.7 millones de damnificados.

Impredecible

Raymond, que también provocará precipitaciones en Jalisco y Colima (oeste), estará interactuando con un frente frío que se prevé que ingrese durante las próximas horas por los Estados norteños de Chihuahua y Coahuila y que está previsto que provoque lluvias fuertes a partir del martes, tanto en el norte como en el este.

Según el director de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld, si el frente frío desciende lo suficientemente rápido podría desviar al huracán y cambiar su trayectoria de regreso al océano.

En la actual temporada han impactado ocho tormentas tropicales y huracanes en México --cuatro en cada costa--, uno menos que el récord de nueve que se registró en 2010.