elnuevodiario.com.ni
  •   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Autoridades mexicanas descubrieron a 75 migrantes indocumentados procedentes de Centroamérica y Ecuador, 12 de ellos menores de edad, en varios controles carreteros cuando se desplazaban ocultos en autobuses hacia la frontera con Estados Unidos, informó este martes una autoridad migratoria.

En uno de esos controles instalado en el estado de Jalisco (oeste), funcionarios de Migración detectaron a 26 guatemaltecos indocumentados, seis de ellos menores, "que viajaban en contenedores en condiciones infrahumanas, hacinados en cajas de doble fondo", describió el oficial Instituto Nacional de Migración, INM, en un comunicado.

Según su propio relato, los migrantes estuvieron "encerrados en bodegas de seguridad durante cuatro días" a la espera de ser trasladados escondidos en autobús a la frontera del estado mexicano de Sonora (noroeste) con Estados Unidos, dijo la dependencia.

Los extranjeros dijeron haber pagado por ese traslado 5.000 dólares cada uno a los traficantes de personas, que les amenazaron con hacer "daño a sus familiares" si daban información a las autoridades, señaló el INM.

Otros 29 migrantes, seis de ellos menores, fueron interceptados en autobuses en el estado de Querétaro (centro), 15 de los cuales eran hondureños (cuatro de ellos menores), ocho guatemaltecos y seis salvadoreños.

En Nayarit, al oeste de México, personal del INM también localizó a 12 guatemaltecos, cuatro hondureños y cuatro ecuatorianos con estancia irregular en México en dos controles de buses.

Unos 140,000 extranjeros -la mayoría centroamericanos- ingresan cada año de manera ilegal a México, intentando llegar a territorio estadounidense en busca de una mejor vida, de acuerdo con estimaciones oficiales.

Algunos de ellos pagan a "polleros" (traficantes) para que los guíen en su ruta clandestina y muchos son víctimas de robo, extorsión, violación, trata, secuestro y asesinato por parte del crimen organizado, así como de abusos por parte de autoridades.