elnuevodiario.com.ni
  •   Denver, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, denunció hoy un aumento de asesinatos a periodistas en los últimos seis meses en Latinoamérica, y un clima de "coacción económica" a los medios de comunicación en buena parte del continente durante el mismo periodo.

Al cerrar su asamblea general en Denver (Colorado, EU), la SIP pidió además "enfrentar los embates de los gobiernos de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA), en su empeño por debilitar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH)".

En un comunicado, el organismo citó en particular los "ataques permanentes" de esos Gobiernos a la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Asimismo, la SIP informó del asesinato de 14 periodistas durante el último semestre, "una de las cifras más altas de los últimos 20 años"; de los que tres se produjeron en México, dos en Colombia, dos en Guatemala, dos en Haití y uno respectivamente en Ecuador, Honduras y Paraguay.

El organismo emitió una resolución para "demandar a las autoridades correspondientes mayor voluntad política, investigaciones expeditas y la administración rigurosa de la justicia para impedir que la violencia se mantenga como instrumento para acallar y controlar la libertad de prensa".

Lamentó además que antes de que finalice 2013, "cinco casos" de asesinato de periodistas "quedarán prescritos en Colombia y 12 en México", y urgió a las autoridades correspondientes a adoptar "medidas para evitar que caduquen estos procesos criminales".

En su análisis de la situación de libertad de prensa en el continente, la SIP concluyó que ésta se ve "afectada por la coacción económica en diversas formas".

Una de ellas es "la adquisición masiva de medios de comunicación por parte de los gobiernos, ya sea directamente o a través de personas afines a los mismos en Nicaragua, Venezuela, Bolivia y Argentina, para convertirlos no en medios de función pública sino que en herramientas de propaganda partidista e ideológica".

La asamblea general de la SIP acordó crear "un grupo asesor interamericano de juristas de alta calificación y reputación en temas vinculados con la democracia y las libertades de expresión y de prensa" que analice esos fenómenos.

La SIP también mostró su preocupación sobre el "escollo" que supone el "acceso limitado a la información pública en países como Ecuador, Honduras, El Salvador, Panamá, Uruguay y Venezuela"; y la tendencia de "los presidentes y funcionarios públicos de Argentina, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Panamá y Venezuela" a negarse "a ofrecer entrevistas o conferencias de prensa".