•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El gobernante salvadoreño, Mauricio Funes, aseguró hoy que no existe "ninguna crisis" en el Supremo del país tras la anulación de la elección del presidente de ese organismo por orden de la Sala de lo Constitucional.

El mandatario dijo a periodistas, tras participar en un evento oficial, que no ve "ni crisis, ni conflicto" en el funcionamiento de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, luego de que los magistrados de la Sala de lo Constitucional anularán el pasado día 14 la elección como presidente del organismo de Salomón Padilla, quien ya dejó el cargo.

En la CSJ "hay un presidente interino que es el magistrado Florentín Meléndez y en ese sentido la Corte no está acéfala", agregó Funes, al tiempo que destacó que el Parlamento "está cumpliendo la sentencia y se está respetando la institucionalidad".

"De tal manera que no voy a intervenir porque no se trata de ningún conflicto, ninguna crisis que mantenga paralizado al órgano Judicial", enfatizó.

El presidente salvadoreño señaló que aunque "han habido discrepancias" con la sentencia de la Sala de lo Constitucional, ésta ha sido acatada.

La Sala de lo Constitucional en su resolución contra Padilla, que fue elegido el 21 de agosto de 2012, argumentó que tomó la decisión "debido a la contradicción a la Constitución, en cuanto al principio de independencia judicial con respecto a los partidos políticos".

Padilla, luego de su elección, en reiteradas ocasiones reconoció que militaba en el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), por lo que fue demandado ante la Sala de lo Constitucional, que al final decretó inconstitucional su elección.

De momento la Comisión Política del Parlamento está trabajando en la elección del sustituto de Padilla, pero aún no ha llegado a un acuerdo concreto.