•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó este miércoles a sus ministros que se incorporen a los cuerpos de civiles en armas (milicias), que aspira a llevar a 500,000 integrantes en 2015, para que puedan "defender la soberanía y el derecho a la paz" del país.

"Voy a ordenar en el próximo consejo de ministros que todos nuestros ministros y ministras se incorporen como milicianos y milicianas de los cuerpos combatientes", dijo Maduro desde el cuartel de la montaña, donde reposan los restos del ex mandatario Hugo Chávez, quien falleció el pasado 5 de marzo

Según Maduro, 2015 "tiene que amanecer con 500,000 milicianos y milicianas ya en fila" y para 2019 aspira llegar a un millón de milicianos.

El gobierno ha responsabilizado en los últimos días a la oposición venezolana de una "guerra económica" que ha llevado al país a una inflación anualizada que roza 50%, la más alta de América Latina, y de "desestabilizar" el país e incluso ha catalogado a sus líderes como la "trilogía del mal".

Maduro instó a la Milicia a servir "como fuerzas disuasivas para los que tienen sueños locos contra la patria" y aseguró que en el cuerpo "hay suficiente fuerza moral para aguantar las embestidas que sean, de donde sean y como sean".

Las milicias fueron creadas en 2005 por el mandatario Chávez, como un cuerpo de apoyo de la Fuerza Armada venezolana conformado por civiles para la "defensa integral de la nación".

El gobierno las llama "pueblo en armas", pero sus detractores las califican como una "guardia pretoriana" y critican que su creación militarizó a la sociedad.