elnuevodiario.com.ni
  •   Damasco, Siria  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El régimen sirio se aprestaba a entregar el jueves el programa de destrucción de su arsenal químico a la organización encargada de supervisar el proceso, mientras un ataque rebelde provocó cortes de electricidad.

Mientras tanto, la oposición siria declaró que se reunirá el 9 de noviembre para decidir si participa en la conferencia de paz Ginebra que la comunidad internacional está tratando de organizar para hallar una solución al conflicto de Siria.

Mientras siguen los combates en todos los frentes, las autoridades sirias están tratando de restablecer el suministro eléctrico progresivamente en varias regiones del país, incluida Damasco, después de un corte casi generalizado por un ataque rebelde a un gasoducto que alimentaba una central, informaron fuentes oficiales.

La Organización para la prohibición de armas químicas, OPAQ, cuyos expertos están en Siria desde el 1 de octubre, afirmó el miércoles que espera recibir en 24 horas del régimen de Bashar al Asad el programa de destrucción de su arsenal químico, o sea varios días antes de la fecha límite del domingo.

Se trata de la próxima etapa prevista en el acuerdo ruso-estadounidense que prevé la destrucción del arsenal químico sirio para mediados de 2014.

Siria había transmitido antes un inventario de los sitios de producción y de almacenamiento que están en curso de inspección por expertos, en el marco de la misión conjunta de la ONU y la OPAQ.

Luego de la entrega de su inventario, el Consejo ejecutivo de la OPAQ fijará de aquí al 15 de noviembre las diferentes fechas límite para la destrucción de las armas prohibidas.

Los expertos ya inspeccionaron 18 de los 23 sitios y procedieron a destruir los equipos de producción en todos esos sitios, excepto uno solo", según la OPAQ.

La jefe de la misión ONU/OPAQ, Sigrid Kaag, se congratuló de la "total cooperación" del régimen, cuya aceptación de destruir su arsenal químico le evitó un ataque estadounidense.

Suecia anunció el jueves que pondrá a disposición de las Naciones Unidas un avión militar para contribuir a la misión de destrucción de armas químicas de Siria.

La destrucción de armas prohibidas es prácticamente el único elemento positivo en el conflicto en Siria, que ha causado en más de dos años y medio unos 115,000 muertos y obligado al éxodo a millones de sirios.

Decisión de la oposición el 9 de noviembre

Mientras tanto, el mediador internacional Lakhdar Brahimi sigue su gira regional para tratar de reunir a los protagonistas alrededor de la misma mesa, sin éxito aparente hasta ahora.

Funcionarios estadounidenses intentaron el miércoles tras bastidores persuadir a la oposición siria de aceptar sumarse a las conversaciones de paz previstas para el próximo mes.

El embajador de Estados Unidos en Siria, Robert Ford, que ha construido una relación muy cercana con los líderes opositores en los últimos años, conversó con figuras clave en Estambul para atraerlos a la mesa de negociaciones.

Después de muchos anuncios contradictorios, la Coalición de la oposición, principal grupo opositor sirio, anunció el jueves que se reunirá el 9 de noviembre para decidir si participa o no en la conferencia de Ginebra.

Por su parte, el régimen de Damasco declaró que "solo los sirios" pueden escoger a sus dirigentes y tomar decisiones sobre el presente y el futuro de Siria.

En un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores publicado la víspera, el régimen sirio recalcó que ningún extranjero estará involucrado en las decisiones concernientes el futuro y la dirección del país.

Se restablece progresivamente la corriente

El suministro eléctrico se restablecía progresivamente el jueves en varias regiones de Siria, incluida la capital, después de un corte casi generalizado por un ataque rebelde a un gasoducto que alimentaba una central, informaron fuentes oficiales.

El ataque, cometido el miércoles por la noche, tuvo como blanco el gasoducto que alimenta la principal central del sur del país. Las autoridades y una ONG sirias lo atribuyeron a rebeldes que luchan desde hace más de dos años contra el régimen para intentar derrocarlo.

No está claro si el gasoducto fue saboteado con explosivos o con bombardeos.

Según la agencia oficial SANA, que cita al ministro de la Electricidad Imad Jamis, "se está restableciendo progresivamente la corriente en algunas provincias después de haber abastecido de carburante la central".

"Continúan las obras para reparar los daños provocados por el atentado terrorista contra el gasoducto y la corriente se habrá restablecido completamente en 48 horas", añadió el ministro.

El ataque provocó un enorme incendio, afirmaron las autoridades, que califican de "terroristas" a los rebeldes.

 

En el terreno, un atentado con coche bomba causó este jueves un muerto y 43 heridos en el sur de Homs, afirmó la televisión oficial siria.