•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La canciller alemana, Angela Merkel, cuyas comunicaciones habrían sido pinchadas por la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense, NSA, dijo este jueves al llegar a la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la UE que "a los amigos no se los espía".

Merkel indicó que pasó este mensaje al presidente estadounidense Barack Obama, a quien le pidió explicaciones. Las revelaciones sobre el espionaje estadounidense dominarán el primer día de la cumbre europea.

La canciller alemana tiene previsto reunirse con el presidente francés, François Hollande, con la intención de pedir cuentas a Estados Unidos.

 

La Casa Blanca aseguró que no espiaba a Merkel pero no desmintió la posibilidad de que sus comunicaciones hayan sido interceptadas en el pasado.

Washington también desmintió los informes de prensa sobre un espionaje masivo de las comunicaciones en Francia.

Las revelaciones sobre el espionaje estadounidense dominarán el primer día de la cumbre europea. La canciller alemana tiene previsto reunirse con el presidente francés, François Hollande, con la intención de pedir cuentas a Estados Unidos.

"Los hechos son los hechos. No podemos aceptar, venga de quien venga, un espionaje sistemático. Se necesitan medidas, y no se pueden imaginar al nivel de un solo país, se necesitan medidas europeas (...) para que cese esta actitud", dijo por su parte al llegar a la cumbre el primer ministro belga, Elio Di Rupo, en cuyo país también se registraron casos de espionaje.

"Tenemos que pensar sobre ello. Qué tipo de acuerdos necesitamos, qué tipo de transparencia necesitamos", dijo Merkel.

Uno de los puntos que serán tratados en esta cumbre es sobre la protección de datos personales. La Comisión Europea promueve una reforma de la legislación que rige en la materia, elaborado cuando Internet no alcanzaba a todos los ámbitos de la vida privada.