•   Madagascar  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un funcionario fue asesinado y un centro de votación incendiado en Madagascar este viernes durante una jornada electoral crucial para restaurar la democracia en ese país tras el golpe de Estado de 2009.

Para la mayoría de los malgaches, la primera vuelta de la elección presidencial del viernes constituye un primer paso para salir de la grave crisis política, económica y social en la que está inmerso el país desde que Andry Rajoelina sacó del poder a Marc Ravalomanana en marzo de 2009.

"Mataron a un jefe de distrito en un colegio electoral" en la ciudad de Benenitra hacia las 7H30 de la mañana (4H30 GMT), afirmó a la AFP una fuente del ministerio del Interior, que aseguró sin embargo queel incidente no tiene ninguna relación con la elección.

"Hombres desconocidos habían intentado ya robar su ganado y quemar su casa. Este jefe de distrito intentó buscar refugio en el colegio electoral, pero esto no fue suficiente para desalentar a sus enemigos", precisó esta fuente.

La región en la que tuvo lugar el asesinato es una zona conflictiva, en donde cientos de personas han muerto en enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y ladrones de ganado.

Otra persona fue secuestrada en un colegio electoral en Bezaha, añadió esta fuente, que pidió no ser identificada.

Además, en el distrito de Tsaratanana, "hombres desconocidos incendiaron un colegio electoral", indicó el funcionario, pero los electores pudieron seguir votando en otro local.

Con excepción de estos incidentes, los observadores interrogados por la AFP describían unos comicios tranquilos.

"No hemos tenido protestas, ni quejas de parte de los delegados de los partidos políticos. (...) No ha habido problemas mayores en este proceso electoral", declaró la jefa de la misión de observadores europeos María Muñiz de Urquiza, cinco horas después de la apertura de los colegios.

"No ha habido intimidaciones", añadió, calificando a los comicios de "muy correctos".

"Como en cualquier inicio de votación hubo algunos contratiempos, pero eso no pone en duda el proceso. Esperemos que siga así", comentó por su parte la representante de las Naciones Unidas en Madagascar, Fatma Samura.

A media jornada, la tasa de participación alcanzaba un 50% en la región de Analamanga (en donde está ubicado Antananarivo) y de 35% a 45% en las provincias, según cifras de la Comisión electoral citadas por la radio nacional.

Alrededor de 7,8 millones de votantes están llamados a las urnas para elegir entre 33 candidatos antes de las 17H00 (14H00 GMT), cuando cerrarán los más de 20,000 colegios electorales.

El presidente de la transición, Andry Rajoelina, no tiene oficialmente un favorito, pero su entorno ha apoyado activamente a su exministro de Finanzas Hery Rajaonarimampianina, quien ha podido contar con importantes recursos durante su campaña.

El problema para Rajaonarimampianina es que tres candidatos proceden directamente del TGV, el partido del actual hombre fuerte de Madagascar, por lo que el exministro de Finanzas corre el riesgo de quedar eliminado en la primera vuelta.

Frente a él, el bando de Marc Ravalomanana --que reside en Sudáfrica tras haber presidido Madagascar de 2002 a 2009-- respalda a Robinson Jean Louis, un médico que fue su ministro de Salud.

Según el Banco Mundial, el crecimiento de Madagascar fue nulo en el periodo de 2009 a 2013 y era de 5% en promedio antes de la crisis, cuando el país estaba dirigido por Marc Ravalomanana.