elnuevodiario.com.ni
  •   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Colegio de Médicos y Cirujanos de Puerto Rico remitió una carta al presidente Barack Obama pidiéndole que impulse la descontaminación de Vieques y Culebra, islas usadas por décadas como campo de pruebas del Ejército estadounidense, y que provea tratamiento adecuado a los afectados por esa contaminación.

"Esta sería la mejor manera de fundamentar la preocupación que tantas veces ha expresado por el bienestar de todos los latinos que viven en EE.UU., gente que tenía fe en usted y que sin duda, en este momento histórico, es parte integral del destino de EE.UU.", defiende en la carta el presidente de ese colectivo, Eduardo Ibarra.

En su escrito, que lleva fecha del viernes, recuerdan a Obama que no se ha llevado a cabo una limpieza "adecuada y permanente" de Vieques, una isla que fue "parte de procesos de experimentación con armamentos vivos los cuales la han contaminado en forma muy significativa" y que ahora vive además azotada por una elevada criminalidad asociada al narcotráfico.

"Como bien se sabe en todo el mundo, nuestras vírgenes islas de Vieques y Culebra fueron utilizadas por las fuerzas armadas estadounidenses y de la OTAN durante más de medio siglo para prácticas marítimas, aéreas y terrestres, y para verter allí materiales militares", dice el escrito.

En él se añade que diversos estudios científicos han demostrado que "la población de esas paradisiacas islas han sido víctimas inocentes de una alta exposición a contaminantes extremadamente peligrosos, particularmente mercurio, pero también plomo, cadmio, cromo, cobre, hierro, magnesio, fenol, selenio, plata, sulfatos, zinc y aceites industriales y grasas".

"Como consecuencia directa -continúa la carta- la población ha mostrado una incidencia y prevalencia inaceptablemente elevada de cáncer, hipertensión, diabetes, cirrosis y epilepsia", al tiempo que "nuestras jóvenes madres y los niños que están por nacer tienen un gran riesgo de desarrollar deficiencias neurológicas graves como consecuencias de dicha exposición".

El Colegio de Médicos asegura haber transmitido esta misma petición a Obama en otras ocasiones, "sin haber recibido una respuesta apropiada".

Para este colectivo "resulta alarmante que la Marina partiera de la 'Isla Nena' hace diez años y desde entonces sólo el 5 % de los contaminantes hayan sido removidos".

Por ello, solicita "encarecidamente" al Gobierno federal que asigne los fondos "necesarios y suficientes" para realizar una descontaminación "completa y profunda" de los terrenos y se le facilite tratamiento médico adecuado a quienes "lamentablemente se han visto grandemente afectados de salud".

Además, argumenta que la descontaminación de ambas islas crearía puestos de trabajo, mejoraría la calidad de vida y prevendría la aparición de enfermedades, lo que "contribuiría al bienestar que merecen decenas de miles de seres humanos".

A diez kilómetros al sureste de la isla principal de Puerto Rico y de 33 kilómetros de largo y 7 de ancho, Vieques vive azotada por una ola criminal relacionada con el narcotráfico.

En lo que va de año han sido asesinadas al menos 17 personas en la isla (el 60 % menos de 30 años), con una población de unos 9.000 habitantes (más del 70 % vive en la pobreza), lo que según agrupaciones vecinales, supone una tasa per cápita de asesinatos diez veces superior a la media de Puerto Rico y cincuenta veces mayor que la media de EE.UU.