•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AP

La primera catedral de la iglesia ortodoxa rusa fue consagrada el domingo en Cuba con la presencia del presidente Raúl Castro.

Diplomáticos rusos y miembros de la menguante comunidad rusa se aglomeraron en la catedral, situada a orillas del mar, para la inauguración oficial. Altos funcionarios cubanos, entre ellos el presidente de la Asamblea Nacional Ricardo Alarcón, asistieron a la ceremonia en la estructura, rematada con una cúpula dorada.

El metropolitano Kirill, el principal funcionario de relaciones exteriores de la iglesia rusa, viajó desde Moscú para consagrar la catedral.

Vestido con un traje oscuro y corbata, Castro asistió a la ceremonia y saludó a Kirill, pero partió del sitio antes de que se iniciara el servicio litúrgico. Castro ha mantenido buenas relaciones con funcionarios rusos, que datan de la época en que existía la Unión Soviética.

Su hermano mayor Fidel, que renunció a la presidencia en febrero debido a una enfermedad, asistió a la consagración de una iglesia ortodoxa ecuménica en 2004. El patriarca ecuménico Bartolomeo I, líder espiritual del resto de los cristianos ortodoxos del mundo, ofició en esa ceremonia.

La catedral de Nuestra Señora de Kazán ha recibido la bienvenida de muchos miembros de la comunidad rusa en Cuba, que está ahora reducida a algunos centenares. Decenas de miles de técnicos y oficiales del ejército ruso vivieron en Cuba antes del colapso de la Unión Soviética en 1991.