•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AP

Más de 30.000 manifestantes recorrieron París el domingo para denunciar las restricciones impuestas por el gobierno conservador al presupuesto para el sistema de educación pública, así como la eliminación de puestos de trabajo y otras reformas controvertidas.

Profesores, estudiantes, padres de familia y funcionarios escolares llenaron las calles en una marcha con una pancarta al frente, con la leyenda "La educación es nuestro futuro". Prometieron mantener la presión durante las siguientes semanas.

Los organizadores del acto dijeron que unas 80.000 personas se presentaron, mientras que la policía dijo que eran apenas 32.000.

Animado por la participación, el principal sindicato de profesores de primaria de Francia convocó a una huelga nacional el próximo mes y se espera que esa idea sea tratada durante un encuentro el miércoles entre varios gremios.

Los manifestantes se oponen a la eliminación de 11.200 puestos de trabajo este año escolar y los planes para cerrar otros 13.500 durante el siguiente, como parte de un amplio programa de reforma para reducir costos y la burocracia estatal.

Muchos temen que la eliminación de puestos cause un sobrecupo en los salones de clase y la reducción de las materias impartidas. Algunos jóvenes se enfrentaron con la policía en una protesta sobre el tema a inicios de este año.