•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Agentes mexicanos detuvieron a 15 supuestos miembros del cártel de Cali, 11 de ellos colombianos, vinculados a la organización criminal mexicana de los hermanos Beltrán Leyva y que introducían a México 500 kilos de cocaína al mes, informó el domingo la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Agentes federales detuvieron "a 24 personas, en su mayoría de origen colombiano, integrantes de una organización dedicada al tráfico de droga y lavado de dinero vinculada con la organización de Arturo Beltrán Leyva, alias 'El Barbas'", dijo en conferencia de prensa Facundo Rosas, subsecretario de la SSP.

De los 24, nueve quedaron libres por ser cocineros y encargados de sonido. Todos fueron detenidos mientras se celebraba una fiesta en una casa del Desierto de los Leones, zona de recreo en la periferia de la capital mexicana.

Los líderes de la célula criminal son Teodoro Mauricio Fino Restrepo, alias "La Gaviota", y Adolfo García Metes "El Chepe", vinculados a Juan Diego Montoya Sánchez, quien era jefe del cártel del Valle del Norte en Colombia, detalló por su parte Marisela Morales, subprocuradora contra la delincuencia organizada.

Restrepo negociaba cargamentos de droga de Colombia con los cárteles mexicanos y era responsable del envío de dólares americanos a su país, además de ser el encargado de la logística de las reuniones de su líder con Arturo Beltrán. García era el encargado de la administración de las finanzas.

Además se decomisaron 220.800 dólares, autos de lujo, armas, así como dos leones africanos, dos tigres blancos y dos panteras negras.

Según Morales, este grupo de colombianos trabajaba directamente para la organización de los hermanos Beltrán Leyva y llevaban la droga a México por vía marítima.

Los hermanos Beltrán Leyva se separaron recientemente del mexicano cártel de Sinaloa, encabezado por el prófugo Joaquín "Chapo" Guzmán, luego de que fue encarcelado Alfredo Beltrán Leyva.

La droga que introducían al país sumaba "aproximadamente 500 kilos mensuales de cocaína", indicó la subprocuradora.

De acuerdo con los funcionarios mexicanos, este golpe "rompe con uno de los tantos abastos de cocaína a los cárteles mexicanos".

Entre los detenidos se encuentran cuatro mujeres, tres de ellas colombianas y una mexicana, dedicadas a realizar labores de relaciones públicas dentro de la organización, así como un estadounidense, un uruguayo y un mexicano.

El gobierno Federal lleva a cabo una lucha frontal contra los cárteles de la droga desde diciembre de 2006 con el despliegue de 36.000 militares por todo el territorio nacional.