elnuevodiario.com.ni
  •   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un alto responsable de la ONU encargado de la prevención de genocidios advirtió este viernes que la República Centroafricana, RCA, podría convertirse en el escenario de un "genocidio", en momentos en que la violencia intercomunitaria corre riesgo de tomar un tinte religioso entre cristianos y musulmanes.

"Ciertos grupos armados matan bajo la cubierta de su religión y mi sentimiento es que las comunidades cristianas y musulmanas van a terminar por matarse entre ellas", declaró Adama Dieng, encargado de la prevención de genocidios de la ONU, tras una reunión informal del Consejo de Seguridad dedicada a la situación del país africano.

La República Centroafricana se sumió en el caos tras el derrocamiento del presidente François Bozizé en marzo y la toma del poder por la coalición rebeldes de la coalición Séléka de Michel Djotodia, nombrado el 18 de agosto presidente de transición.

Una fuerza panafricana, bajo el auspicio de la Unión Africana, se encuentra en el país para ayudar al gobierno a restablecer el orden, pero le faltan medios y personal.

Francia quiere votar en el Consejo de Seguridad una resolución que apoyaría a la fuerza panafricana y que prepara la puesta en marcha de una operación de mantenimiento de paz de la ONU.

Según el embajador francés Gérard Araud, la fuerza de la ONU debería estar compuesta por entre 8.000 y 10.000 soldados y el Consejo de Seguridad podría aprobar una resolución durante este mes.

"Si no reaccionamos rápidamente no excluyo la posibilidad de que tenga lugar un genocidio en la República Centroafricana", afirmó Dieng, quién apoya la iniciativa francesa.

"Las tropas africanas no son suficientes. El país ha sido totalmente devastado, el caos reina...Es imperativo que una misión de mantenimiento de la paz de la ONU se ponga en marcha en el lugar", comentó.

Además añadió que una comisión de investigación independiente debería dedicarse a examinar los "crímenes atroces" cometidos desde marzo en ese país y que los "responsables" deberían ser juzgados por la Corte Penal Internacional (CPI).