Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

LA HABANA / AFP

El presidente de Cuba, Raúl Castro, visitó este domingo la catedral Nuestra Santa Señora de Kazan, consagrada por el metropolita Kiril Gundjaev, número dos de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Castro saludó al canciller ortodoxo ruso, quien viajó a Cuba para la consagración del templo, en compañía de una amplia delegación de su país, integrada por ministros, artistas, empresarios y parlamentarios, que celebrarán “los días de Rusia” en la isla.

El mandatario, acompañado del presidente del Parlamento Ricardo Alarcón y otros funcionarios, escuchó las palabras inaugurales de Kiril y del historiador de La Habana, Eusebio Leal, tras lo cual se marchó.

Un fuerte dispositivo de seguridad rodeó desde muy temprano el nuevo edificio religioso, construido en La Habana Vieja, muy cerca de la catedral ortodoxa griega, constató la AFP.

Raúl Castro, de 77 años, designado presidente por el Parlamento en febrero, en lugar de su hermano enfermo, Fidel, mantiene una discreta presencia pública, rara vez asiste a actos y se hace representar por vicepresidentes u otros miembros del Buró Político del Partido Comunista, en una suerte de Gobierno colegiado de varias caras.

El cardenal cubano Jaime Ortega, el Nuncio Apostólico Luigi Bonazzi, sacerdotes ortodoxos griegos y decenas de rusos residentes en Cuba, asistieron a la misa de consagración del templo blanco con cúpulas doradas en forma de bulbo, las primeras en Cuba.