•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cinco personas murieron la madrugada de este lunes en la capital de Honduras al derrumbarse un muro de su casa, con las que ascendieron a diez los fallecidos por los aguaceros que causó la depresión tropical número 16 en el país, informaron las autoridades.

Un alud de piedras, tierra, bloques y láminas cayó sobre las cinco personas --dos mujeres y tres niños-- que dormían en su vivienda en la marginal colonia Israel Norte, en el suroeste de la capital.

"Las cinco personas han perdido la vida, Judith Alvarado (38 años), Joselin Amador (20), Jeimy Saraí Aguilar (11), Carlos Aguilar (8) e Isaac Vásquez (8)", informó el comandante del Cuerpo de Bomberos, Carlos Cordero.

"Antes teníamos 300.000 personas en zona de riesgo, ahora son más porque esta zona no estaba incluida", lamentó el alcalde capitalino, Ricardo Alvarez.

La capital hondureña, que nació en un lugar minero, entre montañas, ríos y quebradas, tiene más de un millón de habitantes, la mayoría en cinturones de miseria vulnerables de los alrededores.

Alvarez deploró que el terreno estaba saturado de agua por las lluvias que caen desde setiembre, agravando la vulnerabilidad de las zonas propensas a deslaves e inundaciones.

Unas 200 personas fueron evacuadas de sus viviendas del noroeste de la ciudad al activarse una falla geológica, que amenazaba a decenas de viviendas, y fueron trasladados a una escuela.

Con esas cinco personas, suman diez los muertos que causó en diferentes zonas de Honduras la depresión tropical número 16 de la temporada lluviosa que empezó en mayo y que terminará a fines de noviembre.

Según el reporte oficial dado a conocer la noche del domingo por la Comisión Permanente de Contingencias, la depresión tropical ha dejado además dos desaparecidos, 120.854 damnificados, 229 viviendas dañadas y 25 destruidas, 6 puentes destruidos y cuatro dañados.